La SIP inauguró sesiones con críticas a Argentina y Venezuela

Cuestionó "soberbia" de Kirchner y "pasividad" de algunos medios.

PANAMA (AP).- La Sociedad Interamericana de Prensa volvió a apuntar ayer sus cañones hacia Argentina, Cuba y Venezuela.

Al pronunciar el discurso en que inauguró formalmente la sesión de este fin de semana en Panamá, el presidente del organismo Alejo Miró Quesada dijo que el gobierno argentino actúa con «soberbia» ante la prensa y que el periodismo de Venezuela «se ve día a día más asediado por los enemigos de las libertades''.

Las críticas al gobierno argentino aumentaron desde que una misión de la SIP visitó el país, a pedido de medios argentinos molestos con el trato que reciben de las autoridades.

El informe preliminar sobre Argentina dice que el gobierno es renuente a informar a la prensa y maneja la publicidad oficial en forma selectiva. También desliza críticas contra quienes informan ya que advierte de «la pasividad marcada de los medios, con excepciones».

Respecto de la situación en Neuquén, se expresó que hay «intolerancia a la crítica, al disenso y a la discusión promovida por una alta polarización política y a la falta de comprensión cabal sobre la libertad de expresión y de prensa plural y diversa» y objetó que el «Río Negro» tenga vetado el acceso a la información y a la publicidad oficial.

Miró Quesada abrió ayer su discurso con el análisis de la situación argentina, criticó la «pasividad» de medios de ese país y que el presidente Néstor Kirchner trata «con desconsideración» a los medios informativos: «En concreto, no los acepta como interlocutores válidos entre la sociedad y el gobierno''.

La SIP pudo «comprobar en carne propia la soberbia del régimen para con la prensa. Incluso, el presidente Kirchner lanzó duros epítetos y denuncias contra miembros de esta asociación, hechos que re

chazamos», manifestó el director de El Comercio de Lima.

En el informe preliminar, se indicó que en el caso argentino la solución quizá deba buscarse en las propias empresas periodísticas, sin esperar otra actitud oficial. «El autoritarismo del gobierno y de varias administra- ciones provinciales seguirá avanzando en igual proporción a las indecisiones y la pasividad de las empresas periodísticas», señaló.

Al referirse a la situación en Venezuela, Miró Quesada sostuvo que «ley mordaza» es un «buen apodo» para la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión implementada por el chavismo. «Eso es lo que es», declaró. Sostuvo luego que «el tema de Venezuela cobra un nuevo estatus con el anuncio de la voluntad del presidente (Hugo) Chávez de exportar su revolución y con ella la agresión a los principios de la libertad de prensa».

Miró Quesada afirmó que la liberación de cinco periodistas presos en Cuba constituía «una buena noticia», pero que «continúan presos otros 25, por cuya liberación no cejaremos».

El presidente de la SIP expresó que el periodismo sigue expuesto a grandes peligros en el hemisferio. «Mantener a nuestros ciudadanos informados tiene un terrible costo», señaló. «Ahí están para confirmarlo los cadáveres de 280 colegas asesinados en nuestro continente en los últimos 17 años».

(AP y DPA)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios