La UCR le cierra las puertas a Binner

“El esquema Alfonsín-Binner está terminado”, afirmó Gerardo Morales. Pero el PS solicitó ayer una reunión con la cúpula radical, aunque advirtiendo sus reparos con De Narváez.

Una imagen que cada vez está más lejos de volver a repetirse: Alfonsín y Binner juntos.

BUENOS AIRES.- El radicalismo dio ayer por finalizadas las gestiones con el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, para que se convierta en el compañero de fórmula de Ricardo Alfonsín y puso en peligro el posible acuerdo con el socialismo para conformar un frente progresista hacia octubre.

“El esquema Alfonsín-Binner está terminado”, fue la contundente definición que realizó el jefe del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, uno de los principales negociadores del espacio liderado por el hijo del ex presidente Raúl Alfonsín.

Sin embargo, anoche se supo que Dirigentes de la Comisión de Acción Política del Socialismo pidieron ayer una reunión con el radicalismo para intentar salvar la construcción del Frente Progresista nacional, pero aún no recibieron ninguna respuesta.

“Le pedimos una reunión a los radicales para mañana (por hoy) pero no tenemos la confirmación”, aseguró el secretario general del PS, Carlos Roberto, y consideró necesario “dialogar” con sus socios.

Roberto señaló que “queremos dialogar con ellos, ratificando nuestra posición respecto al acuerdo con (Francisco) de Narváez) pero todavía no nos confirmaron” si aceptan o rechazan la convocatoria.

Según analizó Morales, “la decisión del socialismo ya está tomada y es ir solos, pero entonces que la digan porque nosotros venimos esperando una respuesta porque nos la merecemos como partido amigo”, dijo a la radio rosarina LT3.

Por su parte, Binner continuó con la ofensiva hacia el acuerdo entre el radicalismo y De Narváez en la provincia de Buenos Aires, y volvió a poner condiciones para integrar un frente nacional.

“Si hay que pactar con (Mauricio) Macri o De Narváez no cuenten conmigo”, subrayó Binner, quien recibió el pedido de parte de los socialistas bonaerenses para que sea candidato presidencial y no acompañante de un binomio encabezado por Alfonsín.

Los radicales cada vez dan más señales de una inminente ruptura con el socialismo pero tratan de exponer sus argumentos de manera de culpar a Binner por la imposibilidad de cerrar el acuerdo, al no avalar ahora un acercamiento con De Narváez que supuestamente había aceptado en privado.

Lo mismo pretenden hacer los socialistas, que responsabilizan a los radicales por un eventual distanciamiento al explorar una alianza con el peronista disidente que no tiene vínculos con la ideología progresista.

De Narváez intentó ayer acercar a Binner y Alfonsín, y le advirtió al santafesino que “es un momento de sumar y no de dividir, y mucho menos de confrontar desde los nombres o desde los preconceptos”.

“Claramente deseo que las diferencias que han surgido entre Ricardo (Alfonsín) y el gobernador Binner se vayan resolviendo”, sostuvo De Narváez, quien pidió “no entrar en personalismos, en descalificaciones”. (DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora