Lamentan que haya muerto “impune”

Victoria Donda, hija de desaparecidos.

Archivo

La diputada nacional e hija de desaparecidos, Victoria Donda lamentó ayer que el ex almirante Emilio Massera haya muerto “impune”, al considerar que el único lugar posible para “un genocida es la cárcel”. “Para la memoria de este pueblo, Massera aparecerá siempre como un ser nefasto, alguien a quien la historia terminará condenando al sitio más oscuro”, aseveró la legisladora. Según Donda, titular de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, el fallecimiento de Massera fuera de prisión supone un “profundo agravio a la democracia, a sus instituciones, a todas las personas que piensan que el único lugar posible para un genocida es la cárcel”. Donda recordó además que el ex militar fue “el gran maestro” en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde funcionó la principal cárcel ilegal del régimen de facto, y por tanto “el máximo responsable de la maternidad clandestina que funcionó dentro del centro de tortura”. Massera cumplía arresto domiciliario desde 1998, un beneficio que la legislación le concede a los procesados mayores de 70 años, y afrontaba un juicio en ausencia en Italia por la desaparición de tres ciudadanos ítalo-argentinos, hecho que ocurrió durante la dictadura. En el 2005 se suspendieron todos los procesos en su contra por informes de médicos forenses que dictaminaron que no podía ser juzgado porque sufría “involución mental”. (AFP)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora