Largo derrotero de irregularidades en bailanta

Es el local donde un hombre denunció que fue baleado el fin de semana. No tiene habilitación comercial, fue clausurado y apeló.

INHABILITADA

El local bailable “El gigante” que el fin de semana fue escenario de un episodio violento que terminó con un hombre herido de bala suma una larga lista de inspecciones e irregularidades, entre ellas la inhabilitación para funcionar como local bailable.

Las irregularidades se sostienen desde el segundo semestre del 2012 cuando inspectores municipales del área de Inspección General detectaron que en el interior del local de calle Anasagasti 1463 que estaba habilitado como un comercio recreativo y cultural, había música en vivo y venta de bebidas alcohólicas sin habilitación.

El propietario del comercio es el ex policía Raúl Aníbal Tellez -según consta en las infracciones municipales- quien cuenta con varias causas judiciales por presunta estafa y una condena en año 2005. El año pasado inauguró el local bailable sin la debida documentación, según registros municipales.

El local no tiene habilitación comercial para funcionar y además fue clausurado tras una infracción pero la medida quedó en suspenso por una apelación del comerciante que alquila el inmueble y desarrolla la actividad comercial, según indicó el director de Inspección General, Jorge Layana.

Explicó que el impulsor de la bailanta a principios de septiembre pasado el final de obra pero el destino del comercio era recreativo y cultural. Luego el municipio ordenó que se tramite bajo el Rango III del Código Urbano las reformas del local y su posterior habilitación pero se impedía su actividad hasta que cumpla con la documentación y obtenga la habilitación final.

Sin embargo, Tellez abrió el local que fue inspeccionado varias veces. En el acta de infracción del 17 de febrero los inspectores indicaron que “no se permite desarrollar actividad comercial hasta que complete la documentación” y detallaron que falta la autorización para el expendio de bebidas alcohólicas, para la cartelería publicitaria y tampoco cuenta con habilitación comercial.

Además existen en los expedientes quejas y el rechazo de vecinos del local, entre ellos referentes de la sucursal del Banco de la Nación Argentina que se encuentra a escasos metros.

Finalmente fue clausurado el 6 de marzo pasado con una multa de 6.000 módulos fiscales (12 mil pesos). Dos días después, se presentó con un abogado que interpuso un recurso de reconsideración subsidiariamente jeráquico para dejar todo en suspenso. El expediente pasó al área de Legales que aún no resuelve el caso, mientras el local bailable sigue en funcionamiento.

Posteriormente el 25 de mayo los inspectores acudieron otra vez al local constatando que el establecimiento realizaba actividad comercial con personas bailando, música en vivo y venta de bebidas alcohólicas.

Mientras, la investigación judicial aún no determina quién disparó contra Juan Carlos Antillanca, la madrugada del domingo, quien según su hermano, recibió la herida en el interior del local bailable.

El director del hospital zonal Victor Parodi informó que el paciente evoluciona favorablemente y confirmó que el proyectil dañó el vaso y parte de un riñón.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios