Le robaron casi 2.000 pesos en el Alto neuquino

La víctima tuvo que manejar hasta un basural. Hay dudas sobre cómo sucedieron los hechos.

NEUQUÉN (AN).- Un hombre denunció haber sido abordado por un delincuente en la zona del Alto neuquino, quien lo obligó a manejar hasta el basural del Barrio Patagonia donde le robó casi 2.000 pesos para luego darse a la fuga.

Para los pesquisas hay inconsistencias en el relato de la víctima que despiertan dudas respecto de lo que realmente sucedió.

La supuesta pesadilla la vivió un hombre oriundo de Cipolletti alrededor de las 10.30 de ayer, tras haber dejado en el Barrio Alta Barda a su hijo de 7 años en la maestra particular.

De ahí el hombre, que reside en la calle Las Heras de la vecina localidad rionegrina, fue hasta un supermercado ubicado en la zona del Alto donde compró un yogurt, y después se acercó hasta un kiosco en la misma cuadra y adquirió un Migral. Cuando volvía a su auto, un Renault 9, comenzó la odisea.

Sobre su vehículo estaba apoyado un sujeto corpulento de 1,80 de estatura, lentes oscuros y vestía una campera.

El cipoleño que andaba preocupado por el dolor de cabeza que lo aquejaba no advirtió la presencia de este hombre que se acercó y lo amenazó asegurando que tenía un arma en el bolsillo de su campera.

Sorprendido por la situación que le tocaba en suerte el hombre no atinó a nada, por lo que el delincuente avanzó y lo obligó a entrar al auto y manejar para alejarse del lugar.

Durante 10 minutos condujo hasta un basural ubicado cerca de la meseta en el Barrio Patagonia donde el ladrón le exigió plata.

De uno de los bolsillos del ambo que tenía puesto, el hombre le entregó al delincuente 1.980 pesos que llevaba para pagar un alquiler.

No conforme, el sujeto le pidió la billetera donde descubrió que no había nada de dinero salvo cuatro dólares en billetes de uno, que prefirió dejarlos.

Entendiendo que no podía obtener nada más, el delincuente le dijo al hombre que esperara 10 minutos antes de irse del lugar, después se bajó y huyó a la carrera.

Lejos de salir rápido del basural el cipoleño sólo atinó a esperar un rato hasta que finalmente arrancó hacia la comisaría 4º donde radicó la denuncia alrededor de las 10.40 de ayer.

«Es algo extraña esta situación porque el delincuente en ningún momento le sacó los 250 pesos que tenía en el otro bolsillo del pantalón, ni el celular. Además si vio los dólares de la billetera es raro que no se los llevara. Fue un ladrón muy compasivo», indicó uno de los pesquisas del caso.

El cipoleño también narró a los oficiales haber recibido dos golpes, uno en la sien y otro en el pómulo, pero no sabe con qué se los propinó. De estos golpes denunciados tampoco se registran lesiones comprobables, lo que suma una nueva intriga para los investigadores. No obstante, la policía admite que el hombre se encontraba en estado de shock a tal punto que no pudo identificar al delincuente ni siquiera como para hacer un identikit.

La causa quedó caratulada como averiguación presunto robo calificado, a cargo del Juzgado de Instrucción Nº 1 y la Fiscalía de Delitos Violentos Contra la Propiedad.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora