Llevaron agua y barbijos a los barrios del Oeste

Fue bien recibido, pero piden chapas, leña y alimentos. Las promotoras entregaron dinero para refacciones.



#

Las "líderes barriales" repartieron los elementos. Foto: Cecilia Maletti

NEUQUÉN

Dos días después que el volcán Calbuco se transformará en una gran preocupación, el aparato del gobierno provincial desembarcó en el oeste de Neuquén capital con asistencia para las familias carenciadas. Lo hizo con cientos de botellones de agua y miles de barbijos, en camionetas que recorrieron las calles de polvo y ceniza.

Las necesidades y la miseria se vuelven un enorme cuadro de situación cuando se supera la calle Collón Cura. La erupción del volcán chileno fue una noticia que allí se tomó "como algo más", aunque ayer el aire se tornó de difícil consumo.

En el centro de Promoción Familiar de Almafuerte I y Esfuerzo las mujeres que asisten a los vecinos están contentas. Pasó una camioneta, cerca del mediodía, y les dejó cien botellones de agua de cinco litros y la misma cantidad de barbijos. Les dijeron que regresarán con más.

Por "orden de arriba", están en alerta desde que la ceniza gobierna el aire. Ellas se ocupan de darle contención a 800 familias de ocho sectores del oeste, y en general nada les alcanza.

"Tenemos apenas 70 bonos de gas para 400 familias, y nos llegan muy pocas chapas y alimentos. Por eso, recibir agua y barbijos es una buena noticia", cuenta una de ellas.

Cerca viven mujeres que son "líderes barriales" de Almafuerte I. La mayoría trabaja para el MPN, el partido que domina la cartelería y las casas de promoción electoral en esa zona tan influyente por el caudal electoral.

El domingo estarán habilitados para votar en el oeste más de 83 mil personas, algo así como el 18% del padrón electoral de la provincia.

Y a ellas les "extraña" no haber recibido agua y barbijos para entregar a sus vecinos. "Estamos a la espera, las elecciones son dentro de un par de días y esperamos que algo nos llegue. Sí repartimos algunos bonos para comprar alimentos y entregamos un poco de dinero para que algunos vecinos hagan refacciones en sus casas", explicó Susana, una de las "punteras" del sector.

En Los Hornitos la ceniza irrita los ojos de unos chiquitos que caminan sin zapatillas por la calle Crouzeilles. Juegan contentos porque las clases se suspendieron hasta nuevo aviso.

A la delegación que Promoción Familiar tiene en Almafuerte II llegaron los paliativos para la ceniza. Pero lo que más piden los pobladores del sector son chapas, leña y alimentos.

Hace ya varios años que el gobierno provincial dejó de ocuparse de la entrega de leña, un elemento sustancial en épocas invernales. Se ocupa la municipalidad local mediante el "Plan Calor". Pero a Los Hornitos, en años, nunca más volvieron a traer", juró Patricia.


Comentarios


Llevaron agua y barbijos a los barrios del Oeste