Los "capos" del cártel de Cali, a un paso de la libertad

La decisión de la Justicia colombiana causó sorpresa y mucha polémica. Los jefes del grupo más poderoso del país cumplieron las 3/5 partes de su condena.



El jefe del cartel de Medellín, Gilberto Rodríguez Orejuela, cuando fue capturado hace unos años.
Bogotá (dpa) - El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, se expresó ayer "sorprendido" por la decisión de un juez de excarcelar a los ex jefes del cártel cocainero de Cali, Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, y anunció que evaluará el tema con su ministro de Justicia.

Uribe convocó a sus más cercanos colaboradores a un concejo de gobierno para analizar la resolución emitida por el juez de penas de la ciudad de Tunja, Pedro Suárez, quien concedió la libertad condicional a los antiguos capos del narcotráfico.

El mandatario colombiano dijo que esa decisión tomó por sorpresa a los organismos judiciales del país y que por lo tanto será evaluada durante esa reunión. "Vamos al despacho del alcalde de Bogotá (Antanas Mockus), donde realizaremos un consejo de seguridad, al que voy a convocar al fiscal (Luis Osorio) y al Ministro de Interior y Justicia (Fernando Londoño) porque ésta es una decisión que nos toma por sorpresa", afirmó Uribe a periodistas.

Los hermanos Rodríguez recobrarán su libertad tras cumplir las tres quintas partes de la condena de 9 y 10 años que les impuso la Justicia colombiana por el delito de tráfico de drogas.

"La notificación de la libertad de los hermanos Rodríguez se hizo el día de hoy. Asimismo, se elaboró el acta de compromiso correspondiente y se libró la boleta de libertad de cada uno de ellos", indicó el juez Suárez, al dar a conocer la resolución.

El funcionario dijo que la polémica decisión fue adoptada en cumplimiento del Código Penal que, según explicó, permite a las autoridades conceder el beneficio de libertad condicional a aquellos presos que hayan purgado parte de su condena.

Pocos detalles

La noticia sobre la excarcelación de los hermanos Rodríguez fue dada a conocer por el procurador general de Colombia, Edgardo Maya . El magistrado justificó la medida en que los mafiosos cumplieron los requisitos parala excarcelación, con buena conducta y el pago de una fianza

Los confesos narcotraficantes habían sido trasladados hace dos meses de la cárcel "La Picota" de Bogotá a un pabellón de máxima seguridad de la prisión de "El Barne", en Tunja (noreste).

Los hermanos Rodríguez, capturados por la Policía colombiana en 1995, lideraron en la década de los noventa una de las organizaciones del narcotráfico más poderosas del mundo.

En su momento, el cártel de Cali libró una guerra a muerte con el también desarticulado cartel de Medellín, encabezado por el extinto capo de la mafia Pablo Escobar.

Tras su detención, Miguel y Gilberto se acogieron a un recurso de sentencia anticipada que les permitió reducir sensiblemente la pena de prisión por el delito de tráfico de drogas.

Los jefes mafiosos se hallan recluidos desde el pasado 27 de setiembre en la prisión de la localidad de Cómbita, próxima a Tunja.

Por tener buena conducta y estudiar

BOGOTA (AFP) - El juez colombiano Pedro Suárez justificó ayer su decisión de decretar la libertad condicional de los jefes del cocainero cártel de Cali, los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, en que mantuvieron buena conducta y ya cumplieron las tres quintas partes de la condena que establece la ley penal para excarcelarlos.

"Debido a que estos señores ya cumplieron las tres quintas partes de la pena de prisión y tuvieron un comportamiento adecuado en la cárcel, se dispuso su libertad condicional conforme lo señala la ley", explicó el magistrado .

Suárez, juez de ejecución de penas de la ciudad de Tunja (120 km al noreste de Bogotá), añadió que ayer remitió a los directivos de la prisión la orden de excarcelar a los Rodríguez Orejuela . Suárez emitió la orden en calidad de juez suplente de Tunja, por cuanto el titular se encuentra de vacaciones. Los capos mafiosos fueron condenados inicialmente a 15 años de prisión, pero recibieron el beneficio de la rebaja de penas por estudiar, trabajar y observar buena conducta en la cárcel.

Agregó que los Rodríguez Orejuela -considerados hace una década por EE.UU. como dos de los mayores narcotraficantes del mundo- deben pagar cada uno una caución equivalente a 5.400 dólares y no podrán salir de Colombia, so pena de perder el beneficio de libertad condicional.


Comentarios


Los "capos" del cártel de Cali, a un paso de la libertad