Los chicos de El Manso festejaron su día

La escuela 92 cerca de la frontera con Chile recibió juguetes y donaciones de Bariloche.

SOCIEDAD

Los chicos de la Escuela 92 de El Manso, a pocos metros de la frontera con Chile, tuvieron un festejo especial del Día del Niño con la ayuda de la Agrupación Cordillera y donaciones de vecinos de Bariloche.

El viaje comenzó desde el corazón mismo del Barrio Nahuel Hue, allí se juntaron donaciones, ropa de abrigo, mantas, golosinas, artículos deportivos un castillo inflable y una cama elástica para que sean utilizados por todos los chicos.

Cuando se visualiza la escuela, se logra ver un detalle que emociona, un mástil enorme con dos banderas argentinas, sí dos banderas la tradicional insignia patria y debajo una que remplaza el sol por las Islas Malvinas, flamean las dos al compás del viento de la cordillera.

Al abrir la tranquera, Jerónimo, Andrés y Pablo dan la bienvenida con una amplia sonrisa y palas en las manos, ya que son los encargados de controlar la huerta en la que los demás niños dejan semillas para que germinen.

Luego de los saludos y presentaciones el patio de la escuela ya tiene un castillo inflable y una cama elástica, que fueron bien utilizados luego del almuerzo que preparó Lorena, como lo hace todos los días, con la ayuda de las demás cocineras.

La Directora es una típica maestra rural, Adriana Lizasu llegó hace varios años de la provincia de Buenos Aires y aquí encontró su lugar, tiene muy en claro su rol y sabe que hay que poner mucha garra, “Acá todo es a pulmón y pequeños logros pueden ser trascendentales para nuestra comunidad educativa, ampliar un poco un aula, que el gas llegue a tiempo o que la huerta esté germinando. Hoy los chicos están muy felices, están festejando el día del niño, es su momento. Yo les repito a diario que somos una escuela pública, y digo escuela no escuelita no nos gusta minimizarnos”.

Además agregó: “Que una senadora como Silvina piense en nosotros nos da mucha tranquilidad, porque significa que las cosas están funcionando, ella desde su lugar nosotros desde el nuestro, todos sumando”.

De a poco, el tiempo va terminando con la jornada escolar, todos corren en busca de sus mochilas y sus abrigos, “esto estuvo muy piola seño” remarca uno de los alumnos, seguramente lo comentaran en sus casas y entre ellos mañana nuevamente en la escuela, pero como de todo se aprende compartimos con todos un ritual que tienen las nenas de segundo grado: “Tienen que pedir de postre gelatina de frutilla, mirarla fijamente y pedirle un deseo, luego se le da un beso antes de comerla”. Prueben, según ellas no falla nunca.

Información Agrupación Cordillera

DeBariloche


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora