Los elegidos del «Pelado» Díaz

A varios les cupo actuaciones que fueron determinantes.

Ramón Díaz utilizó 23 jugadores en esta conquista riverplatense. La base del equipo varió poco y el 'Pelado' mantuvo el esquema todo el campeonato.

Cada jugador merece un párrafo y aquí está la síntesis de lo que cada uno aportó en este nuevo logro.

Angel David Comizzo: Volvió a Ríver reclamado por los hinchas pero cuestionado por la prensa por su edad (cumplió hace poco los 40 años). Fue consolidandose de a poco y terminó siendo una de las figuras del equipo. Empañó algunas de sus actuaciones por actos infantiles como la expulsión contra Rácing, que le impidió estar en la cancha a la hora del festejo. A pesar de que la defensa dio muchas ventajas, su arco es el menos vencido del campeonato con sólo 11 tantos recibidos.

Celso Ayala: Es un referente en Núñez y uno de los preferidos para Ramón Díaz. Desplegó su juego caracterizado por la garra guaraní, aunque alternó buenas y malas. Faltó en algunos partidos por sus compromisos con la selección paraguaya.

Ariel Garcé: Fue muy constante y además de demostrar seguridad en la marca, nunca se resignó a volcarse al ataque. Es un jugador de la mismísima cantera riverplatense que pocas veces tuvo que recurrir al jugo brusco. Es uno de los que más estuvo, sólo faltó frente a Rácing por acumulación de amarillas.

Ricardo Rojas: Fue el más firme de los del fondo del conjunto «millonario». Además el defensor no dejó de proyectarse y pensar en el ataque. Fue muy importante en momentos claves. El golazo frente a Boca -el tercero en el inolvidable triunfo- y la jugada del agónico gol de Cuevas ante Rácing, lo caracterizan como jugador.

Cristian Ledesma: En este torneo terminó por ganarse la cinco titular de Ríver, ya que se ajusta al paladar de la hinchada, que prioriza un volante central con manejo de pelota por sobre la lucha. Jugó en un gran nivel y fue importantísimo para crear equilibrio en el medio. No estuvo sólo desde la fecha 10 a la 12.

Esteban Cambiasso: Fue sobrio y formó la dupla de doble cinco con Ledesma. Anotó goles importantes como el primero contra Boca que abrió las puertas del gran triunfo por 3 a 0. Nunca llegó al nivel que tuvo en Independiente, pues la función en el esquema de Ramón no lo favoreció para desplegar su juego. Fue otro con mayor cantidad de presencias, sólo se ausentó en la primera fecha.

Víctor Zapata: Fue uno de los más resistidos por los hinchas y cuestionado por la prensa, pero el «Pelado» le brindó todo su apoyo y confió en él. El volante fue el jugador que más estuvo presente, jugó todos los partidos de Ríver en este campeonato. Zapata tuvo grandes actuaciones y otras de bajo nivel.

Eduardo Coudet: El «Chacho» fue determinante en el esquema de Ramón y tuvo un gran nivel en casi todo el torneo. Le puso fútbol y picardía al equipo por la zona derecha y siempre sorprendió por su carril. Su despliegue le otorgó agresividad a Ríver.

Andrés D»Alessandro: Fue el máximo creador del conjunto de Núñez, aunque no logró consolidar su juego. Con su magia y entrega aportó la pizca de ilusión que Ríver necesitaba. Ofreció picos de excelente nivel y sobre todo, cuando se juntó con Ortega, fueron imparables. El «Cabezón» sólo no jugó en la fecha 10 en la derrota frente a Lanús en Rosario.

Ariel Ortega: Nadie como él es tan querido en el plantel que ganó este campeonato. Fue el más desequilibrante de todos, y aunque por momentos estuvo apagado, cuando se enchufó definió partidos. Sufrió el apremio de una serie de lesiones y se perdió la vuelta olímpica por el llamado de Bielsa. No obstante, acredita méritos para ser el símbolo de este flamante campeón.

Fernando Cavenaghi: Es el gran goleador de Ríver en este año. Le tocó reemplazar a Cardetti y respondió al desafío con goles. Llegó a la cifra de 14 tantos y eso que todavía queda una fecha de torneo. Hizo uno de los goles más importantes del torneo como el que anotó en La Plata frente a Gimnasia, que sirvió para sacarse de encima la presión del «Lobo». A eso deben sumarse los tres que anotó ayer ante Argentinos. Es junto a Zapata el jugador que estuvo en todos los encuentros.

Germán Lux: Jugó pocos partidos, pero cuando le tocó cumplió. Atajó en el primer partido del torneo frente a Talleres, en la derrota frente a Lanús y justamente en la víspera, el día de la consagración ante el «Bicho», donde no anduvo bien.

Martín Demichelis: Fue un suplente de lujo, tuvo excelentes actuaciones cuando le tocó jugar de titular y cuando tuvo que reemplazar a algún compañero. Un jugador polifuncional, Ramón lo utilizó en disímiles posiciones. No le pesó la camiseta y no le tembló el pulso cuando Ríver necesitó que se probara en el arco.

Matías Lequi: Perdió el puesto frente a la solidez de Rojas que se fue consolidando. Jugó algunos partidos de titular en las primeras fechas y en otros ingresó reemplazando a algún compañero. No desentonó cuando le tocó jugar, aunque fue uno de los más flojos del fondo.

Guillermo Pereyra: Jugó muy poco debido a una lesión que lo marginó de las canchas. Estuvo presente de la fecha tres a la sexta, jugando de suplente, exceptuando la cuarta jornada. Nunca se acercó al nivel que supo mostrar.

Claudio Husaín: Volvió a Ríver a préstamo, pero no consiguió la titularidad y no obtuvo un puesto fijo. Participó reemplazando a Coudet y alternado como volante central. Es otro que se perdió la fiesta por la convocatoria de Marcelo Bielsa.

Ariel Franco: Cuando jugó aportó velocidad, pero no logró claridad y le faltó precisión en la conclusión de las jugadas.

Marcelo Escudero: Sólo entró unos pocos minutos en el segundo tiempo del partido ante Vélez. El viernes quedó fuera del plantel por decisión del técnico.

Leonardo Astrada: Una lesión lo marginó del equipo y cuando logró recuperarse sólo jugó en el triunfo por 2 a 1 frente a Belgrano. Otro que sufrió el desplante del entrenador, con la definición del certamen encima

Andrés Aimar: Salió desde el arranque en la derrota con Newell»s en Rosario. No pudo gravitar.

Juan Pablo Raponi: Jugó poco y fue uno de los tantos reemplazos con los que contó Ramón Díaz. No tuvo buenas actuaciones.

Juan Esnaider: Fue el refuerzo más esperado de Ríver pero no consiguió hacer ningún gol y fue muy resistido por los hinchas. Un verdadero fracaso y más de uno debe estar lamentando el dinero que demandó su contratación.

Maximiliano López: El juvenil no tuvo continuidad, quedó relegado por Esnaider, pero ingresó en algunos partidos.

Nelson Cuevas: Convirtió uno de los goles más importantes en el triunfo agónico ante Rácing y le salvó las papas a Ramón. Sin dudas que por eso, el técnico lo deberá recordar entre sus preferidos, aunque no haya tenido tantos minutos en cancha. (Fuente Internet: PuntoGol)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios