Los extranjeros en Medicina triplican la media nacional

Representan el 8% del total que cursa la carrera. A nivel nacional los foráneos son el 2,8% de los universitarios. La mayoría se quedan en el país después de recibir el título.

Desde el 2008, cuando se liberó el ingreso a la Facultad de Medicina de la Universidad del Comahue, la llegada de estudiantes de otras partes del mundo comenzó a incrementarse especialmente desde países limítrofes y con gran afluencia de Chile. Este año la tendencia la marcaron países como Colombia y Venezuela, y el dato curioso lo aportan jóvenes venidos de Haití y Ucrania.

Desde el Departamento de Alumnos de la Facultad de Medicina informaron que este año se anotaron 62 extranjeros de los 795 estudiantes que iniciarán la carrera de grado. La cifra puede aumentar porque resta documentación de otras sedes de inscripción.

En los últimos años los porcentajes rondan entre el 8% y el 10% en esa unidad académica, valores muy por encima de la media nacional que ronda el 2.8%. Esta cifra surge de un informe que publicó días atrás el diario “La Nación” sobre la cantidad de estudiantes extranjeros en todas las universidades del país. En Argentina hay 53.101 estudiantes foráneos que representan un 2,8% del total universitario, que alcanza los dos millones. La matrícula de Medicina cuenta actualmente con 2.421 estudiantes, de los cuales 193 llegan de otras partes del mundo. Es decir un 8%.

Incluso la media en Medicina supera el porcentaje de extranjeros en la Universidad del Comahue. En 2016 se inscribieron en carreras de grado unos 672 extranjeros en las 17 facultades de la UNC que están repartidas en cuatro provincias. Es decir que en Medicina significó el 7.5 de los inscriptos de otros países. Esa cifra de estudiantes de otras partes del mundo ronda el 6% de la currícula anual que aproximadamente llegan a 11 mil inscriptos por año en la UNC.

El Decano de la Facultad de Medicina, Miguel Vera, destacó el comportamiento y la dedicación de los extranjeros: “Todos son muy buenos y aprovechan su tiempo de estudio”, expresó.

En 2018 llegaron menos chilenos que en otros años y creció la cantidad de provenientes desde Colombia, Perú y Venezuela. La inscripción no se limita a países del Mercosur y asociados: llegan muchos europeos y por primera vez, de Haití. El arancelamiento y los trámites burocráticos en sus países de origen son las principales razones que llevan a emigrar hacia Argentina.

Otro dato interesante es que la gran mayoría se queda a ejercer en nuestro país.

Una de las responsables administrativas del Departamento de Alumnos de la Facultad reveló que en la historia de Medicina se egresaron 821 estudiantes, 21 de ellos extranjeros y solamente una joven, de Alemania, se volvió a su país de origen. “Para que puedan revalidar el título en otro país deben comenzar el trámite acá, y tenemos un solo caso”, explicaron. Sin embargo en el área de salud pública local no hay ningún profesional extranjero. El director del hospital de Carlos Lasry confirmó que no hay médicos extranjeros prestando servicios en hospital Pedro Moguillansky.

Polémica

Días atrás el oficialismo nacional -Cambiemos- presentó un proyecto en el Congreso para cobrarles a los extranjeros la salud y educación pública. Hay una resolución, la resolución 1523/90 que permite que estudiantes extranjeros no residentes en la Argentina puedan ingresar directamente a una Universidad Nacional para iniciar sus estudios de grado, “quedando eximidos de cumplimentar los requisitos generales de reválida de los estudios de nivel medio, sin perjuicio de los requisitos que cada Universidad considere necesarios aplicar para la correcta evaluación del candidato”.

Un italiano en Cipolletti

El caso del italiano Emiliano Zingaropoli es singular, no sólo por su país de origen también por sus razones: arribó a Cipolletti escapando de la humedad de La Rioja.

Tiene 37 años y su principal actividad era viajar, pero su deseo de estudiar medicina lo llevó a instalarse en la región.

Llegó en 2013 y se quedará al menos hasta terminar la carrera de grado. Emiliano tiene una licenciatura en ciencias y tecnologías de los alimentos que realizó en Italia.

A diferencia de otros estudiantes su elección fue por el clima. “En La Rioja hacía mucho calor, me iba a morir antes de terminar la carrera”, dice con gracia. Unos conocidos le contaron sobre el clima del Alto Valle y no lo dudó. “Era un deseo muy grande que yo tenía de estudiar medicina, ahora por encima de viajar”, dice.

Asegura que es el único italiano en la Facultad y que casi no hay europeos. “Solo vienen por intercambio, pero la mayoría son de Sudamérica ”. Emiliano vivió en varias partes del mundo y para mantenerse da clases de inglés, italiano -es profesor- y además de fútbol porque en Italia se dedica al fútbol 5 profesional. “No podría decirte que voy hacer cuando termine”.

“Quiero seguir especializándome, hacer
residencia en Argentina porque me gusta el sistema. Me formé acá”

Nicolás Pela, estudiantes chileno.

En cifras

La gratuidad, el principal argumento para migrar

Las dificultades económicas y burocráticas llevaron a Nicolás Peña a dejar Chile, su país de origen, y llegar a Argentina para estudiar la carrera de medicina. Lleva más de siete años en el Alto Valle y cursa el último año de la carrera de grado de la Facultad de Medicina de la Universidad del Comahue. “En el sistema de selección chilena hay que pasar varios requisitos, no solamente rendir un examen sino se promedian las notas de las secundaria. Cuando me di cuenta de que quería ser médico supe que era imposible hacerlo en Chile”.

Nicolás explica que estudiar en su país es muy caro; hay que pagar matrícula, aranceles, y otros gastos si la universidad queda lejos de la ciudad de origen. “El arancel no es barato, depende de la universidad si es pública o privada, hay muchas variables pero es como comprarse un auto por año”, explicó. Además los ingresos son muchos más estrictos que acá: “unos 80 por año, acá son cerca de mil por año”.

Nicolás se enteró por un amigo que vivía en Buenos Aires que la educación era gratis y no dudó. Hizo el contacto por la embajada de Argentina en Chile y luego de la postulación por una resolución le dieron un cupo en la Universidad del Comahue.

Desde el extranjero hay dos caminos para estudiar en Argentina: a través de un programa que se tramita en una embajada o de forma particular.

Nicolás no sabe cuál será su futuro, no descarta volverse a Chile, pero tampoco quedarse en la región. “Mis motivaciones son siempre profesionales. Quiero seguir especializándome, hacer residencia en Argentina porque me gusta el sistema. Yo me formé acá y el sistema no me incomodó. Después proyectarme de acá a seis años no lo sé. A corto plazo es terminar la carrera”.

El cambio cultural y su juventud fueron dos variables que pesaron en su llegada a Alto Valle, pero el entorno y su deseo por la medicina fueron claves para quedarse. “En esta zona hay muchos chilenos y uno no se siente tan extraño. Además mis compañeros, salvo excepciones, nunca me hicieron sentir extranjero y eso hace que uno se quiera quedar. Cuando te tratan bien te sentís parte”.

“Argentina tiene muy buena formación en cardiología. Es una de las ramas que más me gusta. No sé qué voy a hacer cuando termine“

Emiliano Zingaropoli, estudiante italiano.

Nicolás se enteró por un amigo que vivía en Buenos Aires que la educación era gratis e inició el trámite con la embajada de Argentina en Chile.

Datos

“Quiero seguir especializándome, hacer
residencia en Argentina porque me gusta el sistema. Me formé acá”
95%
de los extranjeros que se recibieron en la Facultad de Medicina de la UNCO se quedaron el en el país.
2.421
La matricula total de Medicina ; 193 son extranjeros. Representan casi el 8%, un valor que se mantiene constante desde hace años.
“Argentina tiene muy buena formación en cardiología. Es una de las ramas que más me gusta. No sé qué voy a hacer cuando termine“
Nicolás se enteró por un amigo que vivía en Buenos Aires que la educación era gratis e inició el trámite con la embajada de Argentina en Chile.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios