Los ojos del mundo puestos en el aterrizaje del Discovery

La llegada del transbordador está prevista para la madrugada de hoy



CABO CAÑAVERAL, EEUU (AFP) - La tripulación del Discovery preparaba ayer su reingreso a la atmósfera terrestre, previsto para el amanecer de hoy, al cabo de la primera misión espacial tripulada después de la desintegración de la Columbia a comienzos de 2003, durante la operación de regreso a la Tierra.

La comandante Eileen Collins comentó que dedicará "un pensamiento a la nave Columbia después del aterrizaje", pero no durante el proceso de retorno al planeta, durante el cual prevé que tendrá mucho trabajo.

"El Discovery se encuentra en un estado absolutamente magnífico, las verificaciones de esta mañana (por ayer) han sido perfectas y estoy confiada en el retorno a la atmósfera terrestre", aseguró la comandante.

"Estamos listos, nos hemos repetido eso centenas de veces, estaremos muy concentrados", declaró también el director de vuelo para la fase de aterrizaje, Leroy Cain. Cain estimó que esta misión es "un nuevo comienzo" y añadió que "cuando las ruedas del Discovery se detengan, habremos franqueado una nueva etapa" para la NASA, dando por concluido el capítulo del Columbia.

Al cabo de la misión, el Discovery habrá pasado 13 días en el espacio hasta su llegada al Centro Espacial Kennedy el lunes a las 08H46 GMT. Cain subrayó que las previsione meteorológicas para el regreso son favorables.

En sus últimos minutos de vuelo, el transbordador sobrevolará América Central, el Caribe y Cuba, antes de apuntar hacia la península de Florida, escoltado por dos aviones de la NASA WB-57 de gran altitud y de hacer un viraje sobre el Atlántico para luego aterrizar en el Centro Kennedy, un poco más al norte.

En caso de mal tiempo, el retorno será aplazado para el martes en Florida, pero si las condiciones meteorológicas todavía fueran desfavorables, la NASA puede intentar el aterrizaje en la base Edwards, de California.

La mayor parte del trabajo de la misión tuvo que ser dedicado a reparaciones e inspecciones a fin de determinar si el transbordador se había dañado en el despegue y asegurarse de que podría regresar a la Tierra en seguridad total, además de la tarea de transferencia de equipos y provisiones en el laboratorio orbital.

El módulo de fabricación italiana Raffaelo, que sirvió para aportar provisiones y piezas de recambio de la ISS, fue colocado en la bodega del transbordador con tres toneladas de desechos y equipos que atestaban el laboratorio orbital. La bodega del Discovery será cerrada dos horas antes del aterrizaje.

La próxima misión espacial fue fijada para el 22 de septiembre, con el lanzamiento del Atlantis, si la NASA logra hallar hasta ese entonces una solución definitiva para que la capa que protege el depósito externo de combustible no se suelte durante el despegue, tal como ocurrió en la misión actual.


Comentarios


Los ojos del mundo puestos en el aterrizaje del Discovery