Luces amarillas en el tablero social

Dos de cada diez neuquinos no creen que usar barbijo y mantener el distanciamiento sirvan realmente para detener el avance del coronavirus. El humor social tendrá su prueba de fuego para el gobierno y la oposición con el inicio de las clases presenciales durante la semana que se inicia.

Omar Gutiérrez, Mariano Gaido y Marcos Koopmann (@omargutierrezok)

Omar Gutiérrez, Mariano Gaido y Marcos Koopmann (@omargutierrezok)

Una foto en miniatura de la percepción que tienen los neuquinos de la dirigencia y de la política contra el coronavirus permitió conocer un dato relevante. Un 29% no se pondría ninguna vacuna contra el coronavirus y en menores de 30 ese porcentaje sube al 45%, a lo que se agrega que el 20% del total descree de las medidas básicas de prevención como el distanciamiento y el uso de barbijo. Las únicas herramientas disponibles para evitar el avance de la pandemia.

La medición la hizo el estudio PAR que conduce Rodolfo Paniceres entre 1.060 casos de la provincia que también midió la imagen que tienen los dirigentes y principales candidatos que se perfilan para las elecciones de este año.

Después de un año de pandemia el dato resulta relevante en función de que el éxito de la política sanitaria provincial se funde con el resultado en términos políticos del MPN. Según el encuestador el 65% de imagen negativa del actual gobernador Omar Gutiérrez es propia del desgaste y la pandemia porque “ningún gobernante ha podido dar una respuesta satisfactoria al manejo de la pandemia, todas han sido derrotas”. Entre los gobernadores del país el que más imagen positiva tiene llega al 45% y el que menos tiene un piso de 17%.

El gobierno de Gutiérrez no se vio salpicado por al escándalo nacional del vacunatorio VIP y, fiel a su estilo, no salió a capitalizar la supuesta impecable organización del operativo. Es probable que como surgen frentes como el conflicto docente y el de la baja respuesta judicial ante los femicidios que requieran mayor atención pública.

Desde el episodio de Loncopué, el pueblo ensayó una respuesta social ante lo desconocido, se desarrollaron respuestas administrativas con estrategias erráticas que, demostraron, resultaron eficaces solo a nivel micro. En este estadio la presencia provincial era difusa. Luego se registró la etapa de la respuesta de los intendentes que debían “poner la cara” frente a dispositivos en cuya elaboración eran invitados de piedra. Los grupos de resistencia, por fuera de los oficiales, ganaron protagonismo y dejaron desconcertados a la dirigencia. Allí es donde los jefes comunales tuvieron la versatilidad de marcar la vanguardia.

Si a once meses de pandemia hay un porcentaje relevante de la población que descree de las únicas medidas de prevención, es una luz amarilla que se enciende para quienes marcan las direcciones hacia donde se marcha.

Según la foto social de referencia, en un panorama de incertidumbre económica si el 16% pone sobre el tapete la justicia es otro llamado de atención. El femicidio de Guadalupe en Villa La Angostura en un lugar público, a tres años de que se haya producido un hecho sangriento en Las Ovejas, denota que las cachetadas sociales no impactan en los dispositivos que deben dar respuestas. La semántica que se aplica en tono de respuestas se pierde en los pliegues burocráticos que bajo el mote de la articulación desdibujan las responsabilidades y no precisamente por falta de dinero.

Es el escenario en el que empiezan a dibujarse las candidaturas para concejales y diputados que se harán este año. La encuesta de PAR dio pistas sobre los candidatos. El que mejor imagen positiva tiene es Ramón Rioseco con un grado de desconocimiento que le puede servir de menú para crecer. En el MPN Azul también tienen desafíos para encarar estrategias comunicacionales el vicegobernador Marcos Koopmann y el titular del Copade y hermano del gobernador, Pablo Gutiérrez Colantuono. En Juntos por el Cambio, el top two los muestra a Marcelo Bermúdez y David Schlereth, concejal y diputado nacional, que deben sobreponerse al liderazgo decisorio que le imprimió a la política de ese sector el extinto Horacio “Pechi” Quiroga.

La impronta de la semana, el inicio de las clases, servirá de termómetro del humor social que pintará otra foto para el partido de gobierno y la oposición.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Luces amarillas en el tablero social