Maravilla, un guapo de verdad

Durante la brillante exhibición boxística ofrecida ante Chávez jr., el ahora campeón mundial se fracturó una mano y se lesionó una rodilla. Enorme su actuación y destacable su hombría.

#

La madre de Julio César Chávez júnior había confesado que estaba “preocupada y nerviosa” ante la inminente pelea que iba a disputar su hijo ante Sergio ´Maravilla´ Martínez y, tenía sobradas razones, porque el argentino le propinó una soberana paliza. Claro, el criollo tuvo que pagar su costo también porque el ahora monarca mediano del Consejo Mundial de Boxeo sufrió la fractura de su mano izquierda y una lesión en la rodilla. Así lo confirmó su promotor, Lou DiBella, quien informó que la lesión en la mano se produjo en el cuarto asalto de la pelea realizada en Las Vegas, y que la afección en la rodilla, cuyo diagnóstico será revelado cuando la hinchazón le permita realizarse una resonancia, se generó en el último round. Igual, todo hace pensar que en las próximas horas lo intervendrán quirúrgicamente. “Su mano estaba rota, cayó a la lona, su rodilla estaba mala, pero se levantó y no buscó amarrar. Salió a pelear. Sergio Martínez es un hombre entre hombres. El pudo amarrar y abrazar a Chávez o simplemente mantenerse lejos, pero él no es así. El quería pelear hasta el final para noquear a este muchacho”, señaló DiBella al sitio web de ESPN. Según admitió el promotor de “Maravilla”, el pugilista de 37 años podría estar fuera del ring en lo que resta de este año por la lesión en la rodilla, provocada en el round final en el que Chávez lo mandó a la lona. La hombría que mostró Maravilla en Las Vegas generó una fuerte repercusión en todo el mundo. En Argentina se lo alabó como a pocos deportistas en los últimos tiempos, e incluso de lo puso en la vereda de enfrente a Juan Martín del Potro, quien se bajó del tercer punto de la serie de semifinales de la Copa Davis por una tendinitis en su muñeca izquierda. Martínez fue demasiado para Chávez junior, quien resignó el cinturón de los medianos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en una dramática pelea que disputaron en el ring del Thomas & Mack Center. La exhibición boxística del quilmeño fue de lo mejor que se ha visto en los últimos años. Claro, se arriesgó demasiado en el final y Chávez tuvo su momento para revertir el resultado al derribarlo con dos izquierdas a la cabeza. Pero Martínez resolvió la adversidad como lo hacen los grandes: recibió la cuenta de protección por parte del árbitro y siguió combatiendo, a pesar de haberse reincorporado tomándose de las cuerdas, ante el estupor del público mexicano que veía que su boxeador podía dar vuelta una historia que le era totalmente adversa . Nada de eso sucedió, porque el dominio psicológico, físico y boxístico de Maravilla fue notable y no dejó dudas a la hora de fallar por parte del jurado. Todo fue para el bonaerense, hasta esos instantes finales de la pelea donde por poco estuvo a punto de desmoronarse la montaña de sueños de campeón que venía expresando el nuevo monarca de los medianos del CMB. ¿Qué viene ahora? Un potencial rival puede ser el boricua Miguel Angel Cotto, otro sería Floyd Mayweather, pero habrá que esperar. Ahora para Maravilla Martínez es tiempo de disfrutar la victoria


Comentarios


Maravilla, un guapo de verdad