Más derechos para los contribuyentes rionegrinos

Rentas modificó el régimen fiscal, flexibilizando varias normativas.

De ahora en más las delegaciones de Rentas tienen la obligación de dar una respuesta dentro de los 40 días posteriores a cada reclamo.
VIEDMA (AV)- Una serie de modificaciones a las pautas de administración de impuestos provinciales permitirá a los contribuyentes rionegrinos tener un mayor derecho a reclamar ante controversias en el pago de cualquier tributo.

Los cambios fueron propiciados por la Dirección General de Rentas.

Los casos que se pueden presentar y deberán recibir la respuesta de los agentes públicos son aquellos que puedan generar diversas multas, la aplicación de intereses o las bonificaciones a los contribuyentes no se apliquen como corresponde.

En caso de que en 40 días hábiles los empleados de la repartición no respondan a un reclamo efectuado por un contribuyente, la razón podrá favorecer al demandante.

Con las nuevas disposiciones, desde Rentas se tratará de flexibilizar las reglamentaciones vigentes a fin de permitir la realización de operaciones inmobiliarias.

Por otra parte se eliminará la automaticidad de las multas por deberes formales incumplidos, es decir las referidas a pagos fuera de término.

Estos cambios fueron incluídos en un proyecto de modificación del Código Tributario que fue enviado al parlamento.

La prescripción de deudas vuelve a cinco años

Además, se prevé un cambio en las prescripciones de deudas, volviendo al plazo de cinco años. En agosto pasado, los legisladores planificaron que caduquen deudas acumuladas en 10 años pero el Poder Ejecutivo alegó que atenta contra la recaudación.

El titular del ente recaudador rionegrino, Graciano Bracalente, explicó que con la iniciativa «buscamos garantizar el derecho del contribuyente y agilizar los procedimientos administrativos, promoviendo que el empleado produzca más».

Agregó que luego «se verá si la razón al contribuyente se le dio porque el empleado incurrió en algún exceso o no pudo resolver la instancia administrativa por una cuestión burocrática».

El funcionario señaló que la medida es inédita en las jurisdicciones provinciales y la intención es evitar «arbitrariedades».

«Así como nos preocupa recaudar, también nos interesa tener una buena relación con el contribuyente, ya que podrá venir a plantear los inconvenientes si no puede abonar en término», indicó el titular de Rentas.

Bracalente destacó que «las medidas tienen por destino los contribuyentes en general, en especial el cumplidor» agregando que «las empresas garantizan con su balance cierta seriedad y además hay que tomar en cuenta cómo pueden aportar los «kiosquitos»».

Entre otros fundamentos se señaló que se hace imperioso contar con una legislación acorde a los cambios producidos «brindando a los contribuyentes la seguridad jurídica necesaria para el desarrollo de sus actividades económicas».

En cuanto a la reducción de la prescripción, el funcionario provincial argumentó que el plazo de una década «es un despropósito» porque «nos obliga a tomar a muchísimos más empleados si pretendemos verificar las deudas». Insistió en que casi todas las administraciones tributarias provincial y también la federal lo mantienen en cinco años y además la actitud que tuvieron los legisladores «fue inconsulta».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora