Menos niveles en el consumo de sal en Río Negro

Un relevamiento a nivel nacional indica una baja del 6%. Río Negro fue la primera provincia en legislar sobre el consumo de sal en locales gastronómicos.



#

La provincia adhirió a la iniciativa nacional “Menos sal más vida”. (Foto: Archivo/Marcelo Ochoa)

Salud

Las actividades institucionales de promoción para reducir el consumo de sodio en la población dio sus frutos en Río Negro. Bajó un 6%, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y renales; y dentro de un plan integral de prevención y control de afecciones crónicas no transmisibles.

Ese tercer relevamiento dio para esta Provincia que el porcentaje de personas que “siempre o casi siempre, utiliza sal después de la cocción o al sentarse a la mesa” disminuyó entre 2005 y 2013, del 23,1% al 17,3%.

En el Departamento de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, el dato se valoró como “resultado de las acciones de promoción de la salud y control de factores de riesgo a nivel poblacional llevadas adelante desde Salud, como así también de la implementación de la Ley Provincial Nº 4804, que impidió el ofrecimiento de sal en establecimientos gastronómicos”.

Se destacó además que en materia legislativa, Río Negro fue la primera provincia del país en establecer que “todos aquellos establecimientos gastronómicos, tanto públicos como privados, no pueden ofrecer sal en cualquier tipo de presentación, que permita el uso indiscriminado o discrecional por parte del consumidor, excepto que éste lo requiera expresamente”.

La norma reforzó las acciones emprendidas por el Ministerio de Salud para concientizar a la población sobre esa necesidad como parte de un plan integral de prevención y control cuando personal hospitalario recorre locales.

Aún así, hay deberes pendientes dado que no fue reglamentada, y a veces a los empleados se les torna dificultoso trasladar las tareas de concientización sobre las rotiserías. Estás, además, suelen contar con habilitación municipal y en consecuencia, las facultades de actuación se tornan difusas.

No obstante, el plan incluyó la adhesión de Río Negro a la iniciativa nacional “Menos Sal más vida”, con la cual se buscó disminuir el contenido de sodio en productos panificados. En la Provincia, 36 panaderías se plegaron a la propuesta hasta la actualidad, dado que el consumo excesivo de sal puede tener como consecuencia el aumento de la presión arterial y con ello el riesgo de enfermedad cardiovascular.

En algunos lugares puntuales de la Provincia, se verificó un mayor grado de conciencia entre los elaboradores, luego de visitas del personal de Salud. Las siete panaderías que funcionan entre Ingeniero Huergo y Mainque se sumaron a esta iniciativa, en Río Colorado se agregaron dos establecimientos y los tres de Los Menucos también forman parte de “Menos Sal más vida”. Otro de los puntos de inflexión, en las tareas de concientización desde esa dependencia de Salud, es que resulta imperioso “producir un pan con menos porcentaje de sodio, porque un 3% menos salva muchísimas vidas”.

La estimación del consumo de sal en Argentina es de 12 a 13 gramos por día, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomiendan no más de 5 gramos diarios por persona.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Menos niveles en el consumo de sal en Río Negro