Mujeres de Regina cuidan a los abuelos y ayudan a la comunidad



VILLA REGINA (AVR).- Desde hace 20 años en forma silenciosa pero efectiva, las mujeres del grupo Cáritas Hogar de Ancianos Juan Pablo II, vienen cumpliendo con una importante labor para contener a abuelos en estado de indigencia.

Pero esta actividad, en la que participan 20 mujeres, no es la única que llevan adelante en forma desinteresada y sin cobrar ni un centavo, sino que también colaboran con instituciones y familias carenciadas durante todo el tiempo.

"A nosotras no nos interesa hacer publicidad con nuestro trabajo, asumimos el compromiso de cumplir nuestra labor solidaria aportando todo lo que podamos para concretarla, porque nos motiva el simple hecho de ayudar", señalaron distintas integrantes del grupo.

Actualmente brindan contención a un grupo de 14 ancianos que llegaron al hogar Juan Pablo II en total estado de indigencia, y sin tener familiares a quienes recurrir.

El trabajo comenzó hace 20 años atrás en una vivienda ubicada en barrio Villa Alberdi. Hace once años pudieron concretar el sueño de contar con un edificio propio, que se encuentra en el barrio Progreso.

En el espacioso edificio, los abuelos que residen allí transcurren sus días contando con el apoyo de las mujeres del grupo Cáritas Hogar de Ancianos que trabajan para su bienestar.

Desde atención alimentaria a la médica, es prestada en forma gratuita para los abuelos que están albergados allí.

Para quienes forman parte de este proyecto, muchos fueron los obstáculos que tuvieron que sortear para concretar el sueño de levantar la actual .

El trabajo para mantenerlo

Para poder mantener el hogar, el grupo de colaboradoras realiza distintas acciones para sostenerlo. Es así que organizan almuerzos, cenas y brindan servicios para fiestas.

Lo recaudado se vuelca al hogar que tiene muchos gastos fijos, teniendo en cuenta las necesidades asistenciales de los ancianos.

El espacioso edificio tiene capacidad para 24 abuelos, aunque actualmente no está ocupado en su totalidad. La mayoría de los residentes llegan al hogar a través de un seguimiento social, dado que la totalidad de ellos se encontraba en una situación de total indigencia.


Comentarios


Mujeres de Regina cuidan a los abuelos y ayudan a la comunidad