Multarán a lubricentros y estaciones de servicio

Muchos de los que manejan hidrocarburos no cumplen con la norma sobre los residuos.

Muchos lubricentros arrojan los residuos en la barda o los venden a chacareros para que los quemen para combatir las heladas.
NEUQUEN (AN).- De 120 empresas que manejan hidrocarburos en Neuquén sólo 50 entregan sus residuos a empresas encargadas de la disposición final. La gran mayoría tira los excedentes a la barda, los almacena en contenedores sin saber qué hacer o los vende a los chacareros para quemar y formar cortinas de humo denso contra las heladas. Algunos los eliminan por las cañerías cloacales.

El riesgo ambiental es tan importante que el municipio ingresó a la etapa de infracciones para todos aquellos que no poseen certificados emitidos por las empresas responsables de realizar el tratamiento adecuado a los desechos.

Tampoco se salvan los laboratorios de revelado de películas fotográficas. La comuna los obliga a contratar el servicio de remediación de alguna de las dos empresas que procesan los químicos y que actualmente corren por las cloacas.

La disposición final de los desechos hidrocarburíferos está reglada desde agosto de 2001. Otorgaba a los generadores plazo para organizarse hasta marzo del año siguiente. Fue dada a publicidad, pero los lubricentros, estaciones de servicio, talleres, transportistas y parques viales no se encuadraron.

Los inspectores empezaron a notificar, puerta por puerta, la obligación de adherir al registro de generadores y de contratar un operador para eliminar los excedentes contaminantes a mediados de diciembre de 2002. A la fecha, el 70% de los productores de desechos fue advertido personalmente por la municipalidad. Solamente el 30% de ellos y el 41% del total -50 emprendimientos sobre 120- se ciñó a la norma. La comuna, en tanto, comenzó a afilar el lápiz para ejecutar las infracciones con multas generosas de entre 250 a 50.000 pesos.

En Senillosa está radicada una empresa dedicada a la disposición final de estos residuos y en Cutral Co – Plaza Huincul existen otras dos. Carlos Roca, subsecretario de Gestión Ambiental, contó que el municipio publicará en los próximos días una licitación para dar en concesión el tratamiento de este tipo de excedentes, pensado en los pequeños emprendimientos.

«Es que nos dicen que los operadores muchas veces no retiran los líquidos contaminantes porque no son grandes cantidades. Pensamos entonces en poner en marcha un servicio optativo para terminar con las excusas», dijo Roca. El servicio «podrá ser prestado por el municipio o por un privado, pero alguno tendrá que ser, sin excepciones», remarcó el funcionario.

Hasta tanto ningún operador se salvará de ser infraccionado si no cumple las normas mínimas de control que evitan contaminar el medio ambiente. El registro de generadores inscribe a todos los que producen desechos de aceites minerales no aptos para el uso inicial que poseían y las mezclas y emulsiones de residuo de aceite y agua o de hidrocarburos o aguas. Son considerados «peligrosos» por la ley nacional 24501 y la provincial 1875.

Roca advierte que «muestras» de contaminación pueden verse «con facilidad en la barda: son importantes focos contaminantes», tal en el área noroeste de la meseta, arriba del barrio Cuenca 15. Remarca también que dado el «altísimo peligro ambiental es atroz, una calamidad, el almacenaje de miles de litros de desechos hidrocarburíferos en el medio de la ciudad».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios