Israel y Hamas en guerra: ya son más de 400 los muertos por los ataques terroristas cerca de la Franja de Gaza

Los enfrentamientos armados se multiplicaron este sábado, tras el ataque que lanzó la organización palestina contra poblaciones israelíes. Decenas de heridos, cuerpos en las calles y ciudades destruidas, las imágenes repetidas del día.

El masivo ataque que lanzó Hamas contra ciudades israelís y la contundente respuesta de las fuerzas de Israel este sábado, generaron, entre ambos bandos, más de 400 víctimas fatales confirmaron fuentes oficiales.

La operación iniciada desde la Franja de Gaza, que contó con el lanzamiento de decenas de misiles y el acompañamiento de milicianos en tierra, provocaron la baja de al menos 200 israelís, muchos de ellos civiles.

En tanto que en Gaza, según revelaron las autoridades sanitarias locales, ya se registraron más de 230 víctimas fatales y cerca de 1600 heridos, luego del contraataque que inició Israel, cuyo primer ministro, Benjamin Netanyahu, declaró que el país «está en guerra» esta mañana.

Hasta la tarde, las fuerzas de seguridad israelíes dijeron que había 21 escenarios activos de tiroteos con atacantes infiltrados, y que su armada había matado a docenas de palestinos que intentaban entrar al país por mar.

Hamas lanzó miles de cohetes y envió a decenas de combatientes a poblaciones israelíes cerca de la Franja de Gaza en un sorpresivo ataque matutino durante una importante festividad judía el sábado, en el que mató a decenas de personas y causó estupor en el país.

Varias horas después del comienzo de la incursión, combatientes de Hamas mantenían enfrentamientos en varias localidades israelís. El servicio de rescate israelí dijo que al menos 40 personas murieron y cientos resultaron heridas, en el ataque más letal que sufre Israel en muchos años. Un número no determinado de soldados y civiles israelíes fueron capturados y llevados a Gaza.
La represalia israelí cobró al menos 198 vidas y dejó unos 1.610 heridos, dijo el ministerio de Salud palestino en Gaza.

La fuerza, complejidad y sincronización del ataque causaron estupor en los israelíes, con las imágenes de Hamas llevando soldados y civiles capturados a Gaza en motos, y desfilando con lo que parecían ser vehículos militares israelíes. Videos en redes sociales mostraron lo que parecía ser un soldado israelí muerto arrastrado por las calles de Gaza y pisoteado por palestinos furiosos que gritaban «Dios es grande».



Un vocero militar israelí confirmó que Hamas llevó a soldados y civiles israelíes como rehenes a Gaza.
El asalto amenazaba con escalar a un conflicto más amplio, como ha sucedido en enfrentamientos anteriores entre Hamas e Israel, que han provocado muerte y destrucción generalizada en la Franja de Gaza y disparos de cohetes israelíes durante días.


«Estamos en guerra», declaró el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al tiempo que ordenaba «una amplia movilización» de reservistas.
«El enemigo pagará un precio sin precedentes», prometió el mandatario en un mensaje de video, en el que reconoció que Hamás, que gobierna el enclave, lanzó «un ataque sorpresa criminal».
El repunte de violencia se inició con una andanada de cohetes lanzados desde varios puntos de la Franja de Gaza a partir de las 06H30 (03H30 GMT) de este sábado. El brazo armado de Hamás reivindicó el ataque y aseguró que se lanzaron miles de proyectiles.


El ejército de Israel respondió atacando por aire objetivos de Hamás en Gaza, y estaba combatiendo también en suelo israelí, cerca del enclave palestino, contra milicianos infiltrados desde Gaza por tierra, mar y aire.

«Hubo un ataque combinado con ayuda de parapentes», indicó a la prensa el portavoz del ejército israelí, el teniente coronel Richard Hecht, advirtiendo que estaba sucediendo «algo grande».
El servicio israelí de emergencias, el Magen David Adom, equivalente de la Cruz Roja, reportó 22 muertos por disparos en Israel durante los enfrentamientos con milicias palestinas, además de «cientos de heridos».


Entre los fallecidos está el presidente del consejo regional de las localidades israelíes fronterizas con el nordeste de la Franja de Gaza, fallecido en un tiroteo con atacantes palestinos.
El brazo armado de Hamás publicó por su lado un video en el que muestra a tres hombres vestidos de civiles que, según dijo, fueron capturados por sus combatientes.


Israel y Hamas en guerra: «Operación diluvio»


Las fuerzas armadas israelíes informaron de la activación de sirenas en el sur del país, mientras la policía pidió a la población permanecer cerca de los refugios antibombas. Las sirenas fueron activadas también en Jerusalén, según periodistas de AFP.
El brazo armado de Hamás reivindicó el ataque de proyectiles y aseguró que se lanzaron más de 5.000 cohetes.

«Decidimos poner fin a todos los crímenes de la ocupación (israelí); su tiempo de arrasar sin rendir cuentas terminó», declaró el grupo. «Anunciamos la operación Diluvio de Al Aqsa y disparamos, en el primer ataque de 20 minutos, más de 5.000 cohetes».
El ejército israelí reportó el disparo de al menos 2.200 cohetes desde Gaza hasta las 10H30 hora local (07H30 GMT).

Cientos de palestinos de la Franja de Gaza abandonaron sus casas para alejarse de zonas fronterizas con Israel. Hombres, mujeres y niños huyeron con mantas y comida, la mayoría de ellos de la parte noreste del enclave palestino, constató un periodista de la AFP.


Israel y Hamas en guerra: ONU y varios países piden que «cese de inmediato» la escalada de violencia entre Israel y Palestina


Naciones Unidas y varios países condenaron hoy el ataque sorpresivo lanzado por las milicias palestinas del movimiento Hamas contra Israel y reclamaron que «cese de inmediato» la nueva escalada de violencia en la región.

«Condeno enérgicamente el asalto por múltiples frentes contra las ciudades y poblaciones israelíes cerca de la Franja de Gaza y la andanada de cohetes que lanzaron las milicias de Hamas contra el centro de Israel», indicó el coordinador especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Próximo, Tor Wennesland.

«Estos acontecimientos han dado lugar a horribles escenas de violencia y a muchas muertes y heridos israelíes, y se cree que muchos de ellos han sido secuestrados dentro de la Franja. Se trata de ataques atroces contra civiles y deben cesar de inmediato», añadió en declaraciones citadas por la agencia de noticias Europa Press.

El repunte de violencia se inició con un lanzamiento masivo de cohetes desde varios puntos de la Franja de Gaza, que fueron reivindicados por Hamas, sumado por incursiones de varios milicianos palestinos sobre territorio israelí.

«Condeno inequívocamente el ataque perpetrado por los terroristas de Hamas contra Israel. Es terrorismo en su forma más despreciable. Israel tiene derecho a defenderse de ataques tan atroces», escribió la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su cuenta de X, antes Twitter.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, también repudió la situación: «Esta horrible violencia debe cesar de inmediato. El terrorismo y la violencia no resuelven nada. La UE expresa su solidaridad con Israel en estos momentos difíciles».

Rusia pidió un alto el fuego «inmediato», tras decir que se había puesto en contacto «con todo el mundo (…), con los israelíes, los palestinos y los árabes».

Francia, Reino Unido, Alemania y España condenaron los ataques de Hamás y tanto Italia como Ucrania apoyaron el derecho de Israel a defenderse. India expresó su «solidaridad» con el Estado hebreo.
Hamás se granjeó en cambio los elogios de dos enemigos jurados de Israel en la región: el movimiento chiita libanés Hezbolá, e Irán, por boca de un consejero militar del guía supremo.


Israel y Hamas en guerra: Protestas fronterizas


Israel mantiene un duro bloqueo contra la Franja de Gaza, un empobrecido y sobrepoblado territorio palestino, desde que en 2007 asumió todo el poder Hamás.
Desde entonces se han producido varias guerras devastadoras entre combatientes palestinos y fuerzas israelíes. Las dos partes vivieron tensiones en septiembre, cuando Israel cerró la frontera para los trabajadores palestinos durante dos semanas.

El cierre fronterizo fue criticado como un castigo colectivo que perjudicó a miles de trabajadores palestinos, que pueden ganar más dinero trabando en Israel que en Gaza, donde el desempleo es muy elevado.
La reapertura fronteriza despertó la esperanza de una mejora de la situación en Gaza, donde viven 2,3 millones de personas.
En mayo, un intercambio de bombardeos aéreos israelíes y cohetes desde Gaza provocó la muerte de 34 palestinos y un israelí.

AFP


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios