Netanyahu pone freno a Obama en Medio Oriente

Rechazó la oferta de volver a las fronteras de 1967.

WASHINGTON.- El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu rechazó ayer la propuesta del presidente estadounidense Barack Obama sobre un futuro Estado palestino basado en las fronteras de 1967, a las que consideró “indefendibles”, tras una reunión de ambos líderes en la Casa Blanca.

“Aunque Israel está dispuesto a hacer generosos compromisos de paz, no está dispuesto a volver a las fronteras de 1967 porque esas líneas son indefendibles”, dijo Netanyahu a Obama ante las cámaras en el Salón Oval.

Netanyahu hizo estas declaraciones un día después de que Obama se pronunciara a favor de la creación de un Estado palestino basado en las fronteras de 1967 y luego de reunirse con él en la Casa Blanca.

Hubo dos apretones de mano. Pero eso fue prácticamente todo el acercamiento, físico y político, que se produjo ayer entre ambos mandatarios.

Su encuentro en el Despacho Oval duró 90 minutos, “más del doble del tiempo esperado”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, tras el encuentro.

Antes de ese encuentro, el primer ministro israelí ya había rechazado la propuesta, alegando que si Israel renuncia a toda Cisjordania, incluida Jerusalén oriental y el norte de las mesetas del Golán, dejará a su país con fronteras “indefendibles”.

Después de dos horas de conversaciones, Netanyahu advirtió que una “paz basada en ilusiones puede estrellarse eventualmente en las rocas de la realidad de Medio Oriente”.

“La única paz que puede perdurar debe basarse en la realidad, en hechos inquebrantables. Los palestinos tienen que aceptar algunas realidades básicas”, dijo Netanyahu.

“No tenemos mucho margen de error, porque la historia, señor presidente, no dará al pueblo judío otra oportunidad”, le agregó a Obama.

El primer ministro israelí sostuvo que trabajaría con Obama para alcanzar una paz segura para su nación, pero también advirtió que el líder palestino Mahmoud Abbas debe elegir entre una alianza con el movimiento islamista Hamas y la paz con Israel.

“Espero que haga la elección correcta”, advirtió Netanyahu, luego de que funcionarios cercanos a él dijeran que EE.UU. no entendió las realidades en el terreno que enfrenta Israel en un momento de extraordinaria inestabilidad.

Abbas calificó de “injerencia inaceptable” la exigencia de Netanyahu de elegir entre una alianza con el movimiento islamista Hamas y la paz con Israel, y le pidió a Obama que presione al mandatario israelí para que acepte un Estado palestino con las mismas fronteras de 1967, dijo a la AFP el portavoz de Abbas, Nabil Abu Rudeina.

“Pedimos al presidente Obama y al Cuarteto para Medio Oriente (Unión Europea, ONU, Rusia y Estados Unidos) que hagan presión sobre Netanyahu para que acepte las fronteras de 1967”, agregó. (DPA y AFP)

Obama lo recibió en la Casa Blanca y sintió toda la dureza del primer ministro israelí a la hora de negociar.

AP


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios