Crecen los reclamos por asistencia y trabajo para los desocupados en Neuquén

Una multitudinaria movilización llegó hasta la Casa de Gobierno para exigir respuestas. Aseguran que aumentó la demanda en los comedores sociales. La consigna fue: “Pan, tierra, techo y trabajo”. Solicitaron una ley de emergencia alimentaria y que se incluya a las organizaciones en la obra pública.

26 jul 2018 - 00:00

“Pan, tierra, techo y trabajo” fue el reclamo con el que organizaciones sociales golpearon ayer las puertas de la Casa de Gobierno, alarmadas por un escenario que evalúan “complejo” y que, aseguran, está empujando a más familias a buscar asistencia para comer, abrigarse o encontrar un empleo en la provincia.

Ayer hubo una multitudinaria movilización que partió desde tres puntos de la ciudad para concentrarse en Roca y Rioja, donde se dejó un petitorio. Las organizaciones llevaron tres propuestas : una ley de emergencia alimentaria que destine más partidas presupuestaria a los comedores; que haya una garrafa social y el Estado subsidie una parte de su precio y; otro proyecto para que se incorpore el padrón de las organizaciones a la obra pública y que Provincia ayude a las cooperativas de trabajo.

“El gobierno dice que se crean por día 46 puestos de trabajo. Nosotros trajimos acá más de 2.000 personas que sólo están siendo asistidas por organizaciones sociales y a las que el Estado no da respuesta”, aseguró ayer Soledad Urrutia, dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Según los datos de Indec, la desocupación en el aglomerado Neuquén-Plottier se ubicó en el 5,5% durante el primer trimestre. Si bien fue una cifra más baja que la media nacional, representó una suba del 0,5% respecto del 2017 y no contempla lo que sucede en el interior, donde al menos cuatro municipios superan el 10% de acuerdo a los últimos datos de la Encuesta Provincial de Hogares. En Zapala, un 13,1 % de su población económicamente activa está sin trabajo. Le siguen Rincón de los Sauces con el 12%, muy cerca Cutral Co con un 11,7% y Centenario con 10,8%.

“Cada vez se ve más hambre y gente llegando a los merenderos. Ya no sólo los pibes, sino las familias completas”, dijo Urrutia.

El referente de Barrios de Pie, Sebastián Íbalos, confirmó que “se ve una ampliación en los cupos de los comedores y en el rango etario”. En la capital, Barrios de Pie administra 25 merenderos con un promedio de 50 niños y niñas en cada uno, lo que evaluó como “un número altísimo”. La Nación también asiste a tres comedores bajo programa en la provincia que dan de comer a unas 547 personas diariamente.

La respuesta oficial

Desde el gobierno se informó que hasta el momento se otorgaron 636 subsidios por desocupación y desde marzo se entregaron 800 bonos gasíferos. La ayuda incluye mercadería para 880 niños y víveres a 300 adultos, además de otro tipo de asistencia.

Indicaron que entre los beneficiarios se encuentran Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa (CCC), Polo Obrero, Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

“Escuchamos al gobierno decir que se vienen seis meses duros. Esa no puede ser la respuesta a una familia que no cubre sus necesidades”.
Sebastián Íbalos es referente de la organización
Barrios de Pie.
En números
51.556
usuarios de la tarifa social eléctrica hay en la provincia, según datos de Nación. La mitad está en la capital.
9.338
beneficiarios del subsidio a hogares con garrafa hay en Neuquén. La tarifa social de gas alcanza a 26.267 personas.
Capitanio le pidió al gobernador que “cumpla”

“Al señor gobernador le diría, como ciudadano y en nombre de quienes quieran sentirse representados: hace más de tres años vino a pedirle trabajo al pueblo y muchos lo tomaron. Ahora tiene que hacer la tarea para la que se ofreció y que pareciera que le gustó porque piensa en si le renuevan el contrato el año que viene. Esta es la oportunidad que tiene”, afirmó ayer el cura Rubén Capitanio frente a la Casa de Gobierno, en un mensaje dirigido a Omar Gutiérrez.

El párroco de Centenario fue uno de los oradores del acto que dio cierre a la movilización que copó ayer las calles de la capital por “Pan, tierra, techo y trabajo”.

“Esta multitud está acá, no para venir a pedir una limosna o dádiva a quienes ocupan esta Casa de Gobierno. Venimos a exigirles a los funcionarios, como empleados nuestros, que cumplan su obligación de garantizar los derechos de todos los ciudadanos”, manifestó.

“Tendría que ser muy doloroso para el corazón de cualquiera con un poco de dignidad que haya una olla frente a la Casa de Gobierno, porque implicaría que no todos cumplieron su deber y hay familias que no comen en sus casas”, sostuvo.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.