La estrategia del doble voto para no molestar a Quiroga

En la última sesión, el presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Monzani, utilizó en tres oportunidades ese privilegio para rechazar proyectos que reclaman al intendente explicaciones sobre estacionamiento medido, basura y derrames cloacales.

12 oct 2018 - 23:30

Tres veces en la sesión del jueves el presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Monzani, utilizó su doble voto para frenar proyectos de la oposición y evitar que el intendente Horacio Quiroga sea importunado con informes vinculados a los servicios públicos.

Fueron planteos para que se informe por desperfectos en la ciudad, o para que se intime al concesionario del estacionamiento medido a responder por los incumplimientos o para que rinda cuentas sobre la concesión de la Terminal de Ómnibus de Neuquén. Todos fueron desaprobados.

La sesión del jueves resultó atípica porque a 40 minutos del inicio quedó con 14 concejales de 18. Del MPN faltó el concejal Abel Di Luca. Patricia Jure (FIT) y Cecilia Maletti (Libres del Sur) se retiraron para participar del Encuentro de Mujeres y el edil de Unidad Ciudadana, Marcelo Zúñiga, dejó la sesión.

Desde que asumió a presidencia Monzani siempre contabiliza, en forma tácita, su voto con los de Cambiemos. En el Concejo rige la modalidad de contar como válido el edil que levanta la mano, y el que no lo hace, se presume el rechazo.

Cuando el jueves las manos en alto indicaron 7 votos a favor de intimar al SAEM por los incumplimientos que marcó la Sindicatura municipal, Monzani en trámite rápido señaló que “no alcanzan los votos”, pese a que eran 14 los concejales presentes.

Por el señalamiento de la concejal Vanina Merlo (MPN), Monzani aclaró que “usé mi doble voto para rechazar”, aunque no lo había verbalizado. A partir de allí se conoció que con la misma modalidad del doble voto, se dejó sin efecto los proyectos para conocer cómo estaba la concesión de la terminal de ómnibus, o porqué había una emanación de efluentes continua en la intersección de San Julián y la ruta 22.

No sólo fueron aciertos del oficialismo (ante la merma de los ediles de la oposición) para dejar sin efecto las intimaciones al Ejecutivo.

El MPN perdió con sus 5 votos y el de Unidad Ciudadana (Marcelo Zúñiga) el proyecto que buscó la creación de un registro de municipal de convenios ambientales, que establecía entre otros puntos más importantes, que cada vez que el intendente Quiroga firme un convenio con otro municipio o con otra provincia, el acuerdo se remita “ a modo informativo” al Deliberante.

Esto debido a que no existe en el Deliberante copias de los acuerdos que firmó Quiroga con Cipolletti, Plottier o Centenario para la disposición final de basura en el Complejo Ambiental.

Aunque podían haber logrado 8 votos sobre los 7 de Cambiemos, el Frente Neuquino no levantó la mano. Según argumentó el concejal Luis Durán, el MPN “busca un parche, porque le falta el rechazo a ser el basurero de la provincia; deben estar esperando el Girsu para hacer el negocio ellos”, criticó con dureza el edil.

Image
“Presidente, corrijo la votación, de 14 presentes hubo un empate de 7 (no fue que no alcanzaran los votos), debe desempatar”.
Vanina Merlo (MPN) solicitó a la presidencia que informe su elección.
Image
“Es la política de los hechos consumados. El intendente firmó acuerdos y estamos por convertirnos en el basurero de la provincia”.
Luis Durán (FN) rechazó hacer un registro ambiental de convenios.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.