Las dos calles de Neuquén en las que mandan los baches

Avenida del Trabajador y Belgrano son las más deterioradas. El Municipio asegura que se debe a pérdidas de agua del EPAS.

17 may 2018 - 00:00

La avenida del Trabajador y Belgrano son dos de las calles más usadas para circular entre el oeste y el centro neuquino. En ambas arterias una serie de baches se concentra en las esquinas. Desde la municipalidad sostuvieron que casi el 80% de los baches en las calles se producen por la rotura de caños de agua y de cloacas.

En una recorrida de “Río Negro” por los dos caminos se contabilizó 15 áreas con pozos.

Sobre Belgrano, en el tramo entre Rodhe y avenida Argentina se contabilizaron siete sectores con el asfalto roto. El punto más crítico es la esquina de Catriel y Belgrano donde la cantidad de baches superan los diez, que conforma un campo minado. Las roturas no pueden ser evadidas ni siquiera por el conductor más hábil.

Otros sitios donde se localizaron pozos es a la altura de Las Gaviotas, Los Copihues, Violeta Parra, Combate de San Lorenzo, Gregorio Martínez, y Cristóbal Colón.

Llegando a la parte más céntrica está el área en mejor estado, que va desde Colón hasta la avenida.

En avenida del Trabajador se detectó que el carril más deteriorado es el que va desde el centro hacia el oeste. El primer bache se encuentra a seis cuadras de su comienzo, en la intersección con calle Catriel. La siguiente esquina en dirección hacia Plottier está presente otro bache. Cuando se cruza Mascardi se encuentra la zona más deteriorada de esa traza con cinco pozos reunidos en una misma esquina.

Al seguir hacia Rodhe hay baches a la altura de Gobernador Peri , Rufino Ortega, Moritán, Casilda, y José Falletti.

“En calle Belgrano terminamos de hacer el bacheo completo de punta a punta, desde Avenida argentina hasta Rodhe, hace un mes y medio”, sostuvo el subsecretario de Mantenimiento Vial, Juan López Osornio,

Declaró que las nuevas roturas que pueden haber “son posteriores a esa fecha” y aseguró que terminan un plan de bacheo en “calle San Martín y vamos a empezar de nuevo con Belgrano”.

“Veníamos con un buen balance en el tema del bacheo hasta más o menos marzo”, señaló Osornio y continuó: “Cambió la temperatura y no se cerraron a tiempo las válvulas del EPAS, y empezaron a explotar muchos caños. Vemos mucha pérdida de agua y después de eso vemos el bache”.

“Entre el 70 y el 80% de las aperturas que hoy tapamos son roturas del EPAS. En su mayoría son caños de agua potable”.
Juan López Osornio, subsecretario de Mantenimiento Vial.
La responsabilidad
es de otros
“La principal causa por la que se origina el bache es la rotura de caños de agua potable. Hay lugares que tuvimos desgaste en el material, pero el tema es que hoy estamos tapando baches que no es material asfáltico desgastado. La carpeta están en condiciones pero está roto porque se hizo la apertura para poder arreglar un caño que está debajo del asfalto”, afirmó Juan López Osornio. El funcionario detalló que el presupuesto asignado al bacheo es de 30 millones de pesos para mantenimiento vial y más 20 millones de obra pública.
Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.