Niña mató al padrastro, que amenazó con violarla

Una nena de once años que sufría desde hace tiempo un verdadero calvario mató de un disparo a su padrastro, quien habría amenazado con violarla. La pequeña era severamente castigada.

Tras el asesinato ocurrido en Saladillo quedó al descubierto una historia de violencia familiar que nadie denunció.
LA PLATA (Télam).- Una niña de 11 años mató de un disparo de arma de fuego a su padrastro, cansada de ser acosada por el hombre y asustada por la amenaza de que la violaría «sí o sí» por la noche, en la ciudad de Saladillo.

El caso, que conmocionó a esa ciudad de 15.000 habitantes del centro de la provincia, ocurrió cerca de la medianoche del miércoles en una vivienda de las calles Pereyra y Echeverría.

La casa era habitada por Cristian Maximiliano Bacre, de 29 años, su concubina de 32, y la hija de la mujer, de 11, precisaron autoridades de la comisaría de Saladillo.

El subcomisario Rubén Garavaglia explicó que según relató la niña a su tía, «el padrastro la acosaba y le había dicho que la violaría sí o sí a la noche». Todos los comentarios sobre las alternativas del hecho que la menor le hizo a la tía fueron expuestos horas después por la mujer en la comisaría de Saladillo.

«Se constató que la niña era golpeada y que hace dos días recibió una paliza a golpes de cinturón ya que en sus glúteos y brazos presenta marcas y hematomas», detalló el policía.

Explicó que la policía fue alertada del caso por un llamado telefónico que poco antes de la medianoche hizo la madre de la nena. En esa oportunidad, la mujer le dijo a la policía que su pareja se había quitado la vida de un disparo, cuando ella estaba en el baño de la casa.

«Al parecer la mujer no vio lo que pasó, y dijo que tampoco estaba enterada del acoso que sufría la niña, quien sí había relatado los hechos ante su tía», dijo Garavaglia.

Disparo en la espalda

Al llegar la policía al lugar, los médicos forenses determinaron que el hombre presentaba un disparo en la espalda, en el pulmón derecho, que lo mató a los pocos minutos, y descartaron que se tratara de un suicidio.

Según relataron vecinos a la prensa, el hombre malherido alcanzó a caminar unos metros y cuando se acercó un amigo para preguntarle que le sucedía, éste se limitó a pedirle agua y que llamara a una ambulancia. En ese instante murió.

Poco después se presentó en la seccional policial la niña junto a su tía, y confesó ser la autora del hecho y reveló los motivos que la impulsaron a quitarle la vida al hombre. El miedo a la inminente violación llevaron a la nena a tomar un revólver calibre 32 corto y disparar a Bacre por la espalda.

Garavaglia dijo a esta agencia que «nunca» recibieron «una denuncia sobre lo que padecía la niña, y aparentemente Bacre también golpeaba a la mujer».

«La niña, por orden del juez de menores de La Plata Julio Bardi, fue entregada en guarda a la madre hasta mañana (por hoy) a las 9 que tiene que presentarse en el juzgado de menores», informó el subcomisario.

El policía sostuvo que «la nena no sabe bien lo que hizo, el problema va a ser cuando tenga 14 ó 15 años y ya tenga razón de lo que cometió».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios