No pondrán trabas al turismo estudiantil

Así lo confirmó la ministra Cristina Uría al intendente de Bariloche.

VIEDMA (AV).- El Comité Nacional de Crisis constituido a raíz del brote del virus de Influenza A no efectuará ninguna recomendación que impida a contingentes estudiantiles suspender los viajes de egresados a Bariloche.

Así lo confirmó la ministra de Salud de Río Negro, Cristina Uría, al intendente Marcelo Cascón. Esta decisión fue confirmada a la funcionaria provincial por parte de la ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña, en su calidad de presidenta del Comité de Crisis, durante una conversación telefónica mantenida al aparecer ciertas especulaciones en ese sentido.

De esta manera, Uría trasmitió la novedad al intendente Cascón, para que a su vez éste lleve tranquilidad a la sociedad barilochense, principalmente a los sectores empresarios, gremios, y trabajadores vinculados al turismo.

Precisamente, en las últimas horas los representantes de estos sectores manifestaron su inquietud por los efectos que una eventual medida de esta naturaleza podría tener sobre el desarrollo de la inminente temporada turística, como consecuencia de las supuestas recomendaciones de la cartera sanitaria nacional, las que ya fueron terminantemente descartadas.

Las sospechas surgieron luego de que autoridades santafesinas habían iniciado una campaña de recomendación para evitar los viajes.

Veinte nuevos casos

El Ministerio de Salud reportó ayer veinte nuevos casos de influenza A (H1N1) según estudios realizados en el Instituto Malbrán, lo que eleva a 235 los infectados en el país. El incremento de contagios provocó durante la jornada la suspensión de las clases, por 14 días, en el Colegio Marista «Manuel Belgrano», en Buenos Aires, y el cierre de las actividades en al menos un instituto artístico, algo que fue cuestionado por el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Claudio Zin (ver recuadro).

La cartera de Salud indicó además que 858 muestras se encuentran en proceso de análisis. Dentro de estas muestras en estudio están las de Juan Pablo Moccero y su familia, quien ayer denunció a un portal de un diario porteño «no poder salir de su casa» en la localidad de Azul, ya que «la gente me mira como si tuviera lepra», según consignó el mismo Moccero.

Es que, tras un viaje que hizo a México, casi todos los miembros de su familia tuvieron síntomas de gripe y se convirtieron en casos sospechosos de influenza A, a pesar de que aún no están los resultados del Instituto Malbrán. Y, junto a la sospecha, llegó la discriminación y el aislamiento.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora