“No se puede ser privatizador y estatizador”

El abogado roquense busca ser el primer socialista de la Patagonia en llegar a la cámara baja del Congreso. Reclamó que el oficialismo se haga cargo del fracking.

Su abuelo Juan fue en 1928 uno de los primeros intendentes de General Pico, La Pampa. Y 85 años después, el desafío también es fundacional para un integrante de la familia Álvarez: ser el primer diputado nacional socialista de la Patagonia. “No tenemos dudas. En una radio de Viedma me dijeron el otro día que el resultado era “irreversible”. Y nosotros tenemos la misma sensación, pero del contacto diario con la gente”, responde Mario Álvarez cuando “Río Negro” le pregunta si cree que el próximo 27 el Frente Progresista se quedará con al menos una banca en el Senado (para Magdalena Odarda) y otra en la cámara baja del Congreso. El abogado roquense asegura que la campaña legislativa tuvo un antes y un después de las elecciones municipales de Bariloche. “Los resultados allí fueron muy buenos, tuvimos un muy fuerte apoyo a la coalición que lideró Gustavo Gennuso y sacamos una notable diferencia con el radicalismo”, evalúa. –Hay encuestas que ubican al Frente Progresista en segundo lugar… –Sí, eso es así, pero el respaldo también lo notamos en otros aspectos de la campaña. Mucha gente radical nos llama, se ofrece, nos ha acompañado. Han venido al local cuando estuvo Hermes Binner… –Lo que se nota es un voto con un fuerte contenido de descontento. A eso hay que acompañarlo con propuestas… –Obvio. Yo siempre me paré en el mismo lugar con respecto a eso. No ser antikirchnerista implica decir que uno es no kirchnerista y ofrecer alternativas diferentes. Y hacia ese lugar avanzamos. El kirchnerismo no abordó todo lo que tiene que ver con la ley de entidades financieras. Recién hace un año atrás aparecieron algunos proyectos tibios, que están cajoneados. Igual que la ley que tiene que ver con la trata de personas. Yo me paro críticamente cuando digo que hay personas que integran hoy el kirchnerismo –Pichetto, Parrilli– que en su momento levantaron las banderas del menemismo, fueron privatizadores a ultranza, lograron concretar todo lo que Martínez de Hoz no pudo concretar, y hoy son los reestatizadores a ultranza. No se puede hacer eso. –No cree en las explicaciones del gobierno… –Es que nada es casual. El gobierno le erró feo con la política energética y necesita plata. Entonces hacen todos estos acuerdos con las petroleras y aparece en el Alto Valle el fracking. Y nos ningunean. Nos dicen que no hay fracking, pero hay que ir a las chacras en Allen y ver cómo está en pleno desarrollo. Decir que eso no va a afectar la matriz productiva del Valle es una barbaridad. ¡Que se hagan cargo! –La campaña es confusa y se mezclan temas legislativos con otros que dependen del Ejecutivo. ¿Qué demandan los rionegrinos cuando los visitan y qué respuestas pueden ofrecerse desde el Congreso? –Hay una problemática laboral importante que tiene que ver con formas de precarización, que están absolutamente arraigadas. Ese es otro costado flaco de un gobierno que se categoriza a sí mismo como nacional y popular. En lugares como Las Grutas y Bariloche, con su fuerte estacionalidad, hay mucha mano de obra en negro, especialmente entre jóvenes. Hace falta una regulación del empleo joven en la Argentina. Y también hay que modificar formas de contrataciones precarias. (Redacción Central)

Mario Álvarez, candidato a diputado del Frente Progresista


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios