“Nunca quise matar a Carola” dijo Silvia Luna

La imputada cerró el debate en el juicio que se le sigue por el crimen de Carola Bruzzoni, por la difusión de un video hot. La fiscalía pidió 14 años de cárcel; la querella, 17, y la defensora oficial reclamó una pena “mínima”.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Silvia Luna, la única imputada por el homicidio de Carola Bruzzoni en un restaurante de la localidad bonaerense de Las Heras, afirmó hoy ante el tribunal que la juzga que “nunca” quiso matar a su compañera de tareas. Luna dirigió esas palabras en el cierre del debate que se realizó en el Tribunal Oral número 3 de Mercedes y después de que la fiscalía pidiera 14 años de cárcel; la querella, 17, y la defensora oficial reclamara una pena “mínima” y la desvinculara del homicidio. “Mi intención nunca fue matar a Carola. Perdí a mis hijos y a mi marido, ya estuve dos años presa”, sostuvo entre sollozos la imputada. El tribunal oral pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo 24 de febrero, a las 13, cuando anunciará su veredicto. La última jornada del juicio oral fue intensa ya que la fiscalía fijó su criterio sobre el delito de “homicidio simple”, cometido mediante un golpe certero en la cabeza de la víctima, distraída e indefensa. El homicidio simple establece penas de entre 8 y 25 años, pero el pedido de sanción suele ser benévolo con imputados sin antecedentes judiciales, como es el caso de Luna. Si la pena de 14 años pedida por el fiscal Adrián Landini parecía alta, más aún lo fue la reclamada por el querellante, en representación de la familia de la víctima, Carola Bruzzoni. Los abogados Miguel Arce Ageo y Cristián Pérez Solís reclamaron la pena de 17 años de cárcel para Luna, aunque eligieron acusar por “homicidio simple” en lugar de la figura del “homicidio agravado”, que establece una pena única de prisión o reclusión perpetua. Fuentes cercanas a la querella explicaron a DyN que si bien en algún momento se contempló la posibilidad de pedir condena por “homicidio agravado por ensañamiento”, finalmente tras valorar la prueba producida en el juicio optaron por el “homicidio simple” aunque “con una pena alta”. Por su parte, la defensora oficial María Fernanda Montero alegó que Luna no es responsable por la muerte de Bruzzoni, ya que sus golpes no le causaron el deceso inmediato, y especuló que la muerte pudo haberse evitado si la asistencia médica se hubiera producido con urgencia. Según la defensora, Luna “no tuvo la culpa de que otras personas no llevaran a la víctima a atender de urgencia a un centro de salud”, por lo que consideró que no puede ser responsabilizada por el más grave de los delitos sino por figuras menos graves, como “lesiones” o incluso homicidio, pero “en grado de tentativa”. Bruzzoni fue atacada con una maza mientras estaba de espaldas a Luna y hablando por teléfono celular el sábado 17 de abril de 2010, en el patio del bar y restaurante Matute de Las Heras. Según surgió del juicio, Bruzzoni tenía un video en el que Luna había sido grabada manteniendo relaciones sexuales con un hombre que no era su prometido, y esa filmación presuntamente iba a ser exhibida en la fiesta de casamiento. Agencia DyN


Comentarios


“Nunca quise matar a Carola” dijo Silvia Luna