Obama logró aval a emblemático plan de salud

Republicanos prometen derogarla si ganan en noviembre.



#

Obama pidió superar la agria controversia sobre la ley, que divide profundamente a los estadounidenses.

WASHINGTON (DPA/AFP).- La Corte Suprema de Estados Unidos le dio ayer un fuerte espaldarazo al presidente del país, Barack Obama en plena campaña electoral, al declarar constitucional la reforma sanitaria, que constituye la principal política de su mandato y una de sus máximas armas de cara a los comicios de noviembre.

Las reacciones no se hicieron esperar y, mientras un aliviado Obama proclamaba el fallo como una “victoria para todos” y pedía superar la “batalla política” que ha dividido profundamente al país, la oposición republicana pidió los votos necesarios para “revocar” la reforma sanitaria apenas cambie el gobierno.

La clave de la decisión emitida por los nueve jueces de la Corte Suprema es su validación por un estrecho 5-4 de la controvertida cláusula – central de la reforma- que obliga a los ciudadanos estadounidenses a adquirir, a partir de 2014, algún tipo de seguro médico, so pena de multar a quien no cumpla con ello.

El objetivo de Obama es lograr que los alrededor de 30 millones de estadounidenses que actualmente carecen de cobertura médica puedan contar con algún tipo de seguro, pero la oposición lo rechaza por considerarlo una injerencia en las libertades individuales, más allá de costo.

Aunque Obama había reiterado una y otra vez que la penalización prevista en la cláusula era un multa y no un impuesto, la decisión de los jueces de considerar que el “mandato individual” es “constitucional” se basa precisamente en que interpretaron este pago como un impuesto.

Algo a lo que la oposición republicana, para la que el fallo judicial de ayer supone un fuerte golpe, se aferró para criticar una vez más la reforma sanitaria que despectivamente llama “Obamacare”.

“La única forma de arreglar la ley es revocarla”, dijo el precandidato presidencial republicano, Mitt Romney . “Lo que la Corte no hizo yo lo haré en mi primer día si soy elegido presidente: actuaré para revocar la ‘Obamacare’”, dijo Romney, quien afirmó que la norma, constitucional o no, “era una mala ley ayer y lo es hoy”.

De este modo, la Corte Suprema le proporcionó ayer un segundo espaldarazo en menos de una semana, después de que el lunes le diera parcialmente la razón sobre la controvertida ley SB1070 de Arizona, que el control de la inmigración es jurisdicción del gobierno federal.

“Más allá de la política, la decisión de hoy constituye una victoria para la gente en todo el país cuyas vidas serán más seguras gracias a esta ley”, aseguró Obama desde la Casa Blanca. Pese a ello, aseguró que el debate en torno a la medida estrella de su mandato no debería verse reducido a interpretaciones “políticas” y llamó a superar la dura “batalla política” con la oposición republicana desde antes de la aprobación de la ley en 2010. “Ahora es hora de mantener nuestra atención sobre el desafío más urgente de nuestros tiempos: conseguir que la gente vuelva a trabajar, rebajar nuestra deuda y construir una economía donde la gente pueda tener la confianza en que si trabajan duro, lograrán salir adelante”, agregó.

La reforma implica un cambio económico en la sociedad estadounidense sin parangón desde la creación del sistema actual de salud pública, en 1965, cuando se fundaron Medicaid (para los más pobres) y Medicare (para los mayores de 65 años). Pretende extender la cobertura médica a 32 millones de personas sin seguro. Obliga además a las compañías de seguros a aceptar a cualquier persona aunque tenga problemas de salud, y permite a los jóvenes beneficiarse de seguro de sus padres hasta los 26 años. Un sondeo de CBS y The New York Times mostró que sólo el 34% aprueba la ley y el 48% la desaprueba.


Comentarios


Obama logró aval a emblemático plan de salud