El viejo y querido Gran Acuerdo Rionegrino

Weretilneck abrió esta semana las puertas de la Casa de Gobierno para caras conocidas de la política provincial. Manda la urgencia de abroquelarse ante el gobierno nacional.

Las puertas de la Casa de Gobierno, en Viedma, se abrieron de par en par esta semana para recibir a opositores legislativos.

El gobernador, Alberto Weretilneck, apuró la construcción de la nueva mayoría que necesita en el parlamento, después de que Juntos Somos Río Negro perdiera en las urnas del 2023 la tranquilidad del 60% de las bancas propias que gozó en el período anterior.

Las fotos de esos encuentros podrían derivar en debates sociológicos, orientados a saber qué le pasó o le está pasando a una provincia donde 30 años después y con todos los cambios que hubo en el sistema político, los hilos de los partidos que dialogan con el poder siguen en las mismas manos.

No hay dudas sobre la experiencia acumulada por el exvicegobernador Bautista Mendioroz y el exministro Daniel Sartor. La pregunta es más bien hacia el afuera de esos núcleos partidarios, donde el interés por la transición en el protagonismo de la vida pública parece marchar a velocidades lentas.

Algo similar expresa otra foto de esta semana en el despacho gubernamental. La imagen mostró a Weretilneck mano a mano con Juan Carlos Scalesi, titular de UPCN desde los tiempos de Pablo Verani, el exgobernador que esta semana hubiese cumplido 86 años.

Pero la realidad marca otros tiempos y lo urgente para el gobierno rionegrino es sumar fuerzas, para una etapa que aparece más difícil que lo imaginado, por la virulencia en la relación con la Casa Rosada.

La polarización, un terreno conocido

Difícilmente Weretilneck esté acomplejado por las formas del presidente, Javier Milei, algo que sí aparece como punto central en las reacciones del vicegobernador, Pedro Pesatti.

El mandatario tuvo con Martín Soria su experiencia local ante pendencieros verbales. Y en algún punto terminó beneficiado por esa polarización, porque lo eximió durante muchos años de resolver problemas profundos padecidos por la comunidad de Roca, utilizando el simple latiguillo vinculado al aislamiento de aquel gobierno municipal.

La diferencia -no menor- es que el maltratador de turno tiene además poder de fuego con los recursos. Y lo está utilizando sin medias tintas.

Ante eso, Weretilneck desempolvó el “Gran Acuerdo” y las mieles llegaron incluso al peronismo liderado por el senador Martín Doñate, sentando en la reunión de gabinete a Daiana Neri, la líder de La Cámpora en Roca que ahora es nexo entre el gobierno provincial y las universidades.

Ahora bien, el diálogo amplio tiene límites y el Ejecutivo hizo los primeros gestos hacia sectores donde sabe que no habrá situaciones incómodas.

El PRO rionegrino todavía no forma parte del radar oficialista y eso se explica en la postura que ya deja trascender el presidente de esa bancada, Juan Martín.

El legislador fue consultado esta semana si se reuniría con Weretilneck y planteó que, si aparece esa chance, la utilizaría para decirle al mandatario que salga del papel de “una de las provincias más perjudicadas por Milei”, para asumir la responsabilidad por lo que hizo JSRN en los últimos años.

“La provincia gasta el 65,4% de sus ingresos en sueldos. Es la provincia en la que este rubro representa un mayor porcentaje, más que Formosa o Santiago del Estero. También es de las más endeudadas, de las que menos capacidad de pago de la deuda tiene y de las que menos divisas generan”, plantea.

Esa referencia a los sueldos abre paso a una mirada sobre lo ocurrido esta semana con el Fondo de Incentivo Docente, que Nación dejó de transferir a las provincias.

La decisión de Milei puede ser cuestionable, pero el nivel del berrinche también se explica en el interés de los gobernadores por ocultar que durante años esas sumas se presentaron a los ojos de los docentes como parte de los sueldos que pagaban las provincias.

Y negociar con la billetera de otro, tarde o temprano, genera problemas.

La reunión de Weretilneck con el bloque de la CC-ARI, donde talla fuerte el exvicegobernador Mendioroz.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios