Nunca hay rengos en un tiroteo

Mario Rojas

Subjefe en Agencia Neuquén. Nació en enero de 1966 en Cutral Co. Estudió Profesorado en Comunicación Social en la Universidad Nacional del Comahue (UNCo). Inició su carrera como informativista en Radio Municipal Cutral Co y se desempeñó como redactor en Tribuna Abierta, La Mañana del Sur. También fue prensa institucional en Acipan, Copelco y en Prensa del gobierno de Neuquén. En Diario RÍO NEGRO 2010.

Ver más noticias de Mario Rojas

A la alianza informal del MPN con Sergio Massa se la ubica en una necesidad de interés político económico por el atractivo que tiene la formación Vaca Muerta


La ocurrencia se la atribuyó Jorge Sapag a su padre Elías como una metáfora patética de que no se puede hacerse el distraído o mirar par otro lado cuando la emergencia amerita. Es la explicación que encontró para aceptar el convite del ministro Sergio Massa a ser su consejero, sin cargo, en cuestiones que tienen que ver con los hidrocarburos.

El acercamiento es nada más y nada menos que interés político dado que el expresidente de la Cámara de Diputados supo hace poco de la existencia de Vaca Muerta cuando en una oportunidad estuvo en el Planalto junto a varios representantes parlamentarios. Jair Bolsonaro le pidió hablarle en privado y, obvio, que aceptó con ciertos reparos en función de la pirotecnia que usa el brasileño con Alberto Fernández. Sólo le dijo que necesitaba que le hiciera contacto con quienes manejan Vaca Muerta. Massa, ni lerdo ni perezoso, ahora que tiene el velo de primer ministro, lo llamó a Sapag.

Para no pisar callos ajenos hizo una consulta con el presidente de YPF, la empresa que tiene el 50% de la inversión en Vaca Muerta, Pablo González. El santacruceño no puso reparos y contó que hace como dos décadas lo conoció en una reunión que hubo en Río Gallegos, oportunidad en que ocupaba un cargo en el gobierno provincial. Al término del encuentro, relató, lo fue a buscar a Sapag al hotel para acercarlo al aeropuerto. Cuando estaba en el interior de la estación aérea le informaron que el vuelo tenía un retraso de 4 horas. Sapag le dijo que no había problemas que esperaría en el lugar y González, como buen anfitrión, le hizo compañía. “Me preguntó si sabía qué era Vaca Muerta, le dije que no, y me ilustró durante cuatro horas. Hoy soy el presidente de YPF…”, afirmó.


El partido provincial quedó en manos de los azules de Jorge Sapag y se prepara la interna para definir los candidatos a gobernador.


González, como provinciano, fue uno de los pocos directivos de firmas petroleras que no van de Neuquén a Loma Campana a hacer turismo petrolero para la foto y se vuelven a la ciudad capital. Fue a Añelo, mientras duró la supersemana petrolera en Neuquén con el encuentro con los texanos y la vidriera de la exposición en el Espacio Duam. Dicen quienes lo acompañaron que no le daba crédito a lo que vio, tocó y olió. La capital de Vaca Muerta es la exposición más dolorosa de la ausencia de infraestructura y del Estado como garante del respeto de los derechos.

Cuando se aprobó el acuerdo Chevron e YPF hubo un fondo que, en teoría, era para dar servicios a la localidad que iba a albergar a migrantes para trabajar en el primer yacimiento no convencional y también para asfaltar rutas. La ruta 51 se mejoró parcialmente hace dos años.

Sapag dijo que la tarea que le encomendó Massa tiene relación con una suerte de consenso que se traduzca en políticas a largo plazo de Vaca Muerta para que no esté sujeta a las idas y vueltas de los gobiernos de turno. Aduce que el horizonte no es infinito para el uso de los hidrocarburos y si se realizan inversiones adecuadas se puede ahorrar en importaciones de energía y producir divisas con la exportación.

¿Cómo impactará la tarea nacional de Sapag en el devenir del armado para producir el recambio en la gobernación de Neuquén? El mentor de la lista Azul dice que habla con todos y como cuenta que siempre es bueno tener un amigo en el infierno porque no se sabe cuándo se lo puede necesitar tiene una visión panorámica del escenario.

Hoy se elegirán autoridades en un puñado de seccionales del MPN pero a nivel provincial quedó todo para la Azul, Junta de Gobierno y Convención. Los violeta y los azules y blancos no fueron de la partida con cacareos inconducentes pero efectistas es probable que tomen impulso para la carrera en serio que será la interna donde se elegirán los candidatos a gobernador que aún no tiene fecha.

El acercamiento con Massa del MPN dejó dudas, igual, si es que será una estrategia para cerrar puertas a una candidatura por fuera de Rolando Figueroa quien, se animó, y llenó el tanque de su estanciera.


Comentarios