Traspaso aplazado y trazas detectadas

Carreras está centrada en Bariloche mientras el gobierno provincial recibe alertas desde el mismo oficialismo. Pesatti pidió la atención legislativa por el tema de Seguridad.  Weretilneck fijó su tiempo para iniciar la transición. Será desde octubre, con despliegue de equipos en las áreas. Igual hay avanzadas en servicios prioritarios señalados.

Larvada transición rionegrina. Nada se mueve. La gobernadora Carreras, imbuida en su campaña y su centralidad en Bariloche, mientras que su sucesor, el senador Weretilneck, retarda cualquier intervención regular.

La mandataria está consagrada a su postulación municipal. Lleva diez días sin salir de Bariloche.

Simultáneamente, el tránsito automático de su gobierno recibe alertas y, entre ellas, un déficit marcado por el mismo oficialismo: el vicegobernador electo e intendente de Viedma, Pedro Pesatti solicitó a la Legislatura que intervenga y convoque a la Comisión de Seguridad frente a la “creciente ola de delitos”.

La agenda del Estado registra también otras obligaciones. Economía buscará esta semana colocar bonos para cumplir con el próximo vencimiento de títulos por unos 2.500 millones. Antes, logró el aval del Banco Central y extendió su descubierto en el Banco Patagonia de 9.000 a 12.000 millones para el pago de aguinaldos, entre otros compromisos de julio.

Weretilneck no altera su pose y difiere la transición, salvo que fijó su tiempo. “Será a partir de octubre”, dijo públicamente. Por ahora, su participación, requerida o no, es selectiva. La última emergió en la ley donde Río Negro cofinanciará planes federales de viviendas.

Ocurre siempre con intermediación. En Economía, Carreras y Weretilneck charlaron por un rato y en forma distendida como no sucedía hacía mucho. Tampoco evidenció la profundidad que ellos insinuaron para expresar una conexión irreal. No pudo ser, pues charlaron rodeados por funcionarios nacionales y neuquinos, en la antesala de la audiencia con el ministro de Sergio Massa.

El aún senador prevé para octubre iniciar con las trazas de definiciones y el despliegue de equipos que irán por información a los ministerios. Hay dotaciones adelantadas en áreas prioritarias para Weretilneck, como Salud-Ipross y Seguridad. Consultores ya disponen de datos que se vinculan con futuras decisiones.

Nada ha indicado de su futuro Gabinete. No tiene conclusiones, incluso existirían alteraciones de su propósito original. “Alguno, tal vez, queda”, respondió cuando un allegado le recordó de su idea de un recambio total. El fiscal de Estado, Gastón Pérez Estevan nunca estuvo en esa renovación.

El cumplimiento y el desempeño de los estatales figura también en su interés inicial. Su abordaje -seguramente- formó parte del encuentro que mantuvo en junio, en Cipolletti con el mandamás de ATE, Rodolfo Aguiar.

En marzo, el todavía postulante a la Gobernación puso el tema en el foco al reprobar el pase a planta permanente de unos 2.800 contratados, que habían anunciado Carreras y Aguiar. Planteó “discutir la relación entre el Gobierno y los empleados públicos”.

El pase acordado con ATE no despuntó. Weretilneck impulsó dos procesos similares -en el 2015 y el 2018- entonces no renegará de otro ingreso al Estado, pero explorará cambios y, por eso, hay también estudios circulando.

El futuro mandatario contrasta las subas de las plantillas de estatales con sus resultados, considerando que los mejoramientos de los servicios fueron pocos y, en cambio, ratifican regímenes laxos. Un caso testigo: los porteros.

La correlación con los gremios forma parte de los repasos pensados. Surge de su convicción que el presente Estado se explica por las liberadas concesiones de la administración de Carreras a los sindicatos, puntualizando en ATE. Intentará adecuar la convivencia con ese gremio y Aguiar, a partir de las relaciones edificadas desde el 2018 y prolongada con su sucesora, que Weretilneck orientó antes de su salida cuando se juntaron los tres en Capital Federal. El contexto importa y el sindicalista roquense marcha para constituirse en cuatro meses en el conductor nacional de su organización estatal.

Además, el próximo gobernador contempla la reposición de UPCN en su escenario, tras apartarlo en el 2018 después de su enfrentamiento con su líder, Juan C. Scalesi, mientras los vínculos con Unter se reactivan.

El proceso del traspaso viene retrasado, con embrionarios planes de transformación.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios