Otro arancel a la fruta para financiar los agroquímicos

Así lo resolvió el Senasa, que lo anunciará la semana próxima. El titular de Fruticultura aseguró que hay consenso para la medida. Recaudarían 11 millones de dólares para combatir la carpocapsa.

Combatir la carpocapsa en las chacras es el principal objetivo de la puesta en marcha del arancelamiento a la fruta valletana
El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) emitirá la semana próxima una resolución que obligará a arancelar toda la fruta producida en el valle.

Los fondos obtenidos por esta medida se utilizarán para financiar la compra de agroquímicos en la presente temporada.

Así lo confirmó ayer el titular de la secretaría de Fruticultura de Río Negro, Jorge Chiófalo, luego de reunirse en Buenos Aires con las autoridades del organismo sanitario nacional.

«Está el consenso entre los productores, empresarios y los organismos nacionales para aplicar este autoarancelamiento», confió ayer Chiófalo en parte de la conversación con este diario.

Este arancel se suma al que ya está pagando la producción, que es de 1,5 pesos por tonelada, cuya recaudación se destina al mantenimiento de programas sanitarios.

Autoridades del Senasa confirmaron también la noticia del nuevo gravamen, agregando que «este esquema aparece porque no hay posibilidades de financiación por parte de los bancos ya que las nuevas reglamentaciones dictadas por el Banco Central impiden hoy a las entidades financieras estatales otorgar préstamos a la actividad».

Este diario pudo saber asimismo que los fondos obtenidos de este «autoarancel» serán destinados específicamente a la compra de Metil Azinphos, el producto que combate la carpocapsa, que es la plaga que hoy esta comprometiendo a todas las exportaciones de peras y manzanas del Valle.

«La idea es recaudar alrededor de 11 millones de dólares para que todas las parcelas estén cubiertas con este tipo de producto», señaló el funcionario provincial.

El próximo lunes se elevará al Senasa el pedido formal, a través de la Comisión de Sanidad Vegetal, solicitando el arancelamiento de la producción para financiar las compras de agroquímicos.

Y en el transcurso de la semana, tal como lo confirmaron las distintas fuentes oficiales consultadas, saldría la resolución del organismo sanitario nacional autorizando la medida.

Teniendo en cuenta la oferta promedio de pomáceas del valle de Río Negro y Neuquén en los últimos años, la actividad estaría aportando por este arancel cerca de un centavo de dólar por kilo producido. «Los bancos se cayeron y ésta es la única alternativa que nos queda para encarar la temporada y poder sortear los problemas sanitarios que hoy tenemos», aclaró Chiófalo.

El arancelamiento comenzará a regir el 1 de enero próximo hasta el 31 de diciembre y sólo será por un año.

Todos los productores y empresas deberán pagarlo y este trabajo será controlado a través de la barrera que hoy maneja la Funbapa. Aquellas empresas que accedieron al producto con financiamiento propio deberán confirmar, a través de una declaración jurada, la cantidad de Metil Azinphos que poseen y a los kilos de fruta que se destina. Por este mismo volumen de fruta, la empresa quedaría exenta del arancel por lo que las autoridades sanitarias emitirían un recibo a tal efecto para ser presentado en el puesto sanitario de la barrera que así lo solicite.

«Esta posibilidad nos permitirá combatir en forma efectiva la plaga y también posicionarnos frente a las negociaciones que hoy mantenemos con Brasil por el problema de carpocapsa», agregó Chiófalo.

En este sentido, es importante resaltar que ayer se envió a las autoridades sanitarias del vecino país la propuesta argentina para dar continuidad a las exportaciones de frutas al Brasil.

En la actualidad, las ventas de peras y manzanas argentinas hacia este destino se encuentran «bajo observación» de los técnicos brasileños, puesto que así se acordó luego de cerrarse el mercado por la cantidad de carpocapsa interceptada en los embarques de frutas argentinas.

Los empresarios valletanos criticaron duramente el acuerdo firmado entre las autoridades brasileñas y argentinas, argumentando que no fue escuchada su posición en las conversaciones que mantuvieron los técnicos de ambos países para destrabar la suspensión que regía sobre la fruta. (Redacción Central)

Envían propuesta para exportar a Brasil el año próximo

El Senasa envió ayer la propuesta técnica a las autoridades sanitarias brasileñas para dar continuidad a las exportaciones de peras y manzanas argentinas hacia ese destino.

El convenio firmado en junio pasado, que permitió la reapertura del mercado del vecino país para la oferta de pomáceas argentinas, caduca el 31 de diciembre por lo que se necesita firmar un nuevo protocolo entre ambos estados para dar continuidad al comercio sobre este tipo de productos.

La propuesta argentina, elaborada por técnicos del Senasa y de la secretaría de Fruticultura de Río Negro, contempla la aplicación del sistema «Approach» sobre la producción de toda aquella fruta regional que tenga destino final el mercado brasileño.

Este sistema se basa en una serie de prácticas que permiten hacer un minucioso seguimiento de la fruta producida en el valle, que va desde el campo hasta la carga en el camión.

Fuentes del Senasa aseguraron que se inspeccionará la poda, el raleo y la forma en que se aplicó el agroquímico sobre la plantación, a la hora de evaluar la posibilidad para colocar esa fruta en Brasil.

La supervisión no sólo será efectuada por los técnicos sanitarios argentinos sino también por los brasileños, que se instalarán en el país a partir del 1 de enero próximo.

La propuesta en detalle

La propuesta presentada por las autoridades sanitarias argentinas contempla los siguientes puntos:

*Aquellos lotes cosechados que presenten daño externo por carpocapsa superior al 1%, no podrán ser destinados al mercado brasileño.

*Lo mismo ocurre con aquellas parcelas que 15 días antes de la cosecha presentan niveles de infestación por carpocapsa superior al 5%.

*Las que concentren un nivel del 2 al 5% pasan a las cámaras de frío de cuatro a seis meses para luego evaluar si pueden ser colocadas en el mercado del vecino país.

* Sólo se podrá exportar en forma directa, los lotes que presenten quince días antes de la cosecha, niveles de hasta el 2% de infestación.

El próximo martes una misión argentina, compuesta por técnicos del Senasa y funcionarios de Río Negro y Neuquén, partirá rumbo a Brasilia para tratar con sus pares la propuesta elevada oficialmente ayer a las autoridades brasileñas. Funcionarios del Senasa señalaron que las condiciones para exportar al Brasil se mantendrán restringidas y «todo dependerá de la presión de la plaga que exista para la próxima temporada».

Entre los empresarios, las dudas continúan. Especialmente sobre el tipo de acuerdo que se puede volver a firmar para poder exportar al Brasil. (Redacción Central).


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora