Ozzy, Korn y Lenny Kravitz estarán en Quilmes Rock

La cuarta edición del festival se hará en marzo y abril en el Monumental

BUENOS AIRES, (DyN).- La cuarta edición del Quilmes Rock tendrá lugar en River Plate, entre el 30 de marzo y el 6 de abril y en él se presentarán el eterno Ozzy Osbourne, el histriónico Lenny Kravitz y la gran banda californiana Korn.

Si bien los organizadores todavía no precisaron la grilla oficial que enmarcará cuatro días «a full», DyN pudo averiguar que en la jornada inaugural tocarán, en el rubro internacional, Korn como conjunto telonero y Ozzy Osbourne, como la máxima estrella que cerrará la noche.

El número más fuerte del día 2, el viernes 4 de abril, será protagonizado por los argentinos de la Bersuit, mientras que Kravitz clausurará el encuentro musical el domingo 6.

Otras 20 bandas le darán aún más brillo a un festival que en 2007 puso en escena nada menos que a los extranjeros Velvet Revolver, Aerosmith, Keane y Bad Religion y a lo mejor del rock nacional, como Babasónicos, Los Piojos y el emocionante reencuentro de Sumo, como merecido homenaje a su líder Luca Prodán.

La presencia del inglés Osbourne está rodeada de rasgos heróicos, ya que presentará, a los 60 años y afectado por un incipiente mal de Parkinson, nuevo disco, el que editó en 2007 sin el suceso de crítica que hubiese merecido, por cuanto «Black Rain» es, después de «No More Tears», su mejor trabajo solista.

Ozzy arrastra una vida plagada de escándalos artísticos, abusos recurrentes de todo tipo de alucinógenos, un estruendoso papelón televisivo surgido de un re

ality show familiar para la MTV, e incluso un intento de asesinato contra su ex esposa, a la que intentó estrangular en 1989.

Sin embargo, visitó las cárceles muy de vez en cuando y por cortos períodos y unas cuantas veces, sí, centros de rehabilitación que en varias ocasiones lo salvaron literalmente de la muerte.

El norteamericano Kravitz también exhibirá su flamante y notable CD «It´s time for a love revolution», elogiado por la prensa especializada después de unos cuantos deslices discográficos, mientras que Korn hará lo propio con «Untitled», destrozado sin miramientos por gran parte de la crítica, pese a tener, como mínimo, tres canciones sin desperdicio.

Korn ya venía precedido de un álbum poco y nada considerado, «See you on the other side», acaso porque el excelente anterior, «Unplugged», con memorables aportes de los grupos The Cure y Evanescence y una versión inspiradísima del hit de Radiohead «Creep», causaron una lógica marea de buenos augurios.

Después de tanta incertidumbre y con este trípode de lujo, la vuelta del Quilmes Rock será, una vez más, todo un lujo para los oídos más exigentes del género.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios