PAMI no pagó y el acuerdo con clínicas se demora

El pasivo acumulado es de principios de año.



ROCA (AR).- El PAMI central volvió a fallar y la normalización en las prestaciones que esperaban miles de jubilados del Alto Valle para el primer día de octubre nunca llegó.

Todas las negociaciones realizadas por las autoridades de la Unidad de Gestión Local (UGL) durante las últimas semanas no fueron suficientes para poner fin a la crisis en los servicios, ya que la deuda con las principales clínicas de Roca y Cipolletti todavía no fue cancelada por la obra social.

El malestar entre los dueños de los nosocomios privados se hizo sentir durante las últimas horas, porque accedieron a establecer un sistema capitado de atención pero el organismo no cumplió con la contraparte exigida, basada en la cancelación del pasivo acumulado desde los primeros meses de este año.

Como si fuera poco, la deuda de PAMI se hizo más grande desde el viernes, porque un nuevo mes se venció sin que las cuentas de las clínicas recibieran fondos frescos por las prácticas reali

zadas a los afiliados desde mayo a la fecha.

Así las cosas, desde el fin de semana comenzaron a registrarse restricciones en la admisión a los principales centros privados de la zona.

Trascendió que el gerente interventor de PAMI en Río Negro, Mario Porrino, realizó intensas gestiones el viernes para lograr que la sede central del organismo libere al menos una parte del dinero exigido por los prestadores. Sin embargo, le fue imposible establecer un contacto directo con la responsable nacional, Graciela Ocaña.

Cuando el funcionario comenzó a buscar a su superior ya se había frustrado la posibilidad de que dos directores nacionales del PAMI viajaran a Roca para firmar los respectivos convenios con las clínicas.

La misma situación se repitió ayer, cuando los intento por conseguir que la administración central remita al menos parte del pasivo reclamado por los prestadores terminaron infructuosamente.

Hay que destacar que Po

rrino no tiene la potestad de firmar contratos con los prestadores de mayor complejidad, por lo tanto depende exclusivamente del arribo de los colaboradores de Ocaña para destrabar el conflicto.

Mientras tanto, se informó que la situación es un poco menos compleja en las localidades más chicas del Alto Valle, donde la obra social ya estableció acuerdos con sus instituciones sanatoriales. Se encuentran en este lote los nosocomios de Allen, Regina, Cinco Saltos y Catriel.

No obstante, está claro que estos sanatorios no tienen la complejidad que revisten los centros de Roca y Cipolletti, por lo tanto es vital para los afiliados que se llegue a un rápido entendimiento en las ciudades de mayor densidad poblacional.

Por su parte, se supo que la discusión por un convenio capitado para los jubilados de la zona atlántica está avanzada, aunque inconvenientes de último momento dilataron la firma de los contratos con las instituciones.


Comentarios


PAMI no pagó y el acuerdo con clínicas se demora