Para entender la resistencia de los ceramistas

El libro "Zanon. Una experiencia de lucha obrera" será presentado hoy y mañana por su autor, Fernando Aiziczon. "Zanon es el faro del fin del mundo", dice sobre este movimiento social.

NEUQUÉN (AN).- Fernando Aiziczon se mueve con destreza entre dos mundos respetando las reglas propias de cada uno: el académico y el de los movimientos sociales. Aiziczon, profesor de Historia y becario del Conicet, acaba de publicar el libro «Zanon. Una experiencia de lucha obrera», una obra que permite entender la lucha de los obreros y obreras ceramistas.

La base del libro o «el corazón» es la tesis de licenciatura en Historia que Aiziczon presentó en la Universidad Nacional del Comahue, en 2004. Sin embargo, explica el autor, el trabajo sufrió algunas modificaciones.

«La volví a trabajar en dos sentidos: el narrativo, para hacerla más ágil de leer; y el teórico, donde hice un ajuste de cuenta conmigo mismo sobre la perspectiva teórica que utilicé entonces (teoría de acción colectiva), revisándola, discutiendo las causas de la movilización social, de los conflictos sociales, la dominación, el capitalismo, la cultura y tradición política».

El resultado de ese proceso es un «detallado y profundo estudio de campo» que se plantea como una herramienta fundamental para los interesados en entender la lucha y resistencia de los trabajadores de Cerámica Zanon durante el período 1983-2002.

«Un acierto inaugural de este libro -escribe su prologuista Ariel Petrucelli- es colocar el proceso bajo estudio en su contexto política-social». Publicado en conjunto por Ediciones Herramienta y Editorial El Fracaso, será presentado por su autor hoy, a las 19, en el Salón Azul de la Biblioteca Central de la Universidad Nacional del Comahue, y mañana, a las 21, en ATEN Provincial.

-¿Por qué Zanon?

-Mientras viví en Neuquén (2000-2006) me atrajo toda esta dinámica de protestas y presté atención a todo lo que se movía entonces: universitarios, mapuches, movimiento antipeaje, movimiento de mujeres en lucha, estatales, docentes?pero uno de todos esos actores persistía incansablemente en sus reclamos y luchaba contra la corriente avanzando en terrenos absolutamente novedosos como la autogestión de la producción y la politización de sus protagonistas: Zanon era tempranamente el fenómeno más radical dentro de las fábricas recuperadas.

– Zanon es caso de estudio de muchos. ¿Qué es lo que atrae: el control obrero, la recuperación de una fuente de trabajo, la lucha colectiva, la suma de todo?

– El logro de la autogestión obrera es reconocido por todas ellas sin excepción. Zanon es el faro del fin del mundo, y hoy más que nunca porque demuestra, en medio de una tremenda crisis del sistema capitalista mundial, cómo es posible producir y organizarse de otra forma muy distinta y esencialmente democrática. El control obrero real significa un aprendizaje incomparable de los trabajadores no sólo sobre el proceso de producción sino sobre su propia condición, un avance en su autonomía como seres humanos.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora