Para medir la pobreza, falta el “empalme”

el país

El ministro de Economía justificó ayer la demora en la difusión de los datos de pobreza en el hecho de que “todavía no se terminó de hacer el empalme estadístico” entre los índices de precios (IPC), tras 15 meses sin información sobre el costo de la canasta básica alimentaria.

Durante la conferencia de prensa en la que anunció la actualización del Programa Precios Cuidados, Axel Kicillof sostuvo: “Nosotros cambiamos radicalmente el IPC, porque durante los años anteriores (al 2014) cubría Capital y Gran Buenos Aires, y ahora medimos el índice de precios de todo el país”.

“Hacer el empalme (entre esos índices que miden lugares y productos distintos, porque se adecuó la canasta que se releva en función del área que se releva) es algo complejo y en eso se está trabajando”, aseguró.

El nuevo índice de precios al consumidor se convirtió en una nueva disputa entre el gobierno y las consultoras privadas habida cuenta de la amplia diferencia de resultados, entre ambos indicadores.

El indicador de pobreza e indigencia se establecía, con el IPC anterior, a partir de las canasta básica total y canasta básica alimentaria, que surgían de la medición de una parte de los productos que se relevaban para determinar el IPC.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios