Para pasar el frío en Allen se calefaccionan con leña de orujo de manzana

Se trata de un proyecto del municipio para reutilizar el residuo de las sidreras. Este año se entregaron 1.000 bolsas de 20 kilos cada una para las familias que no tienen gas. La ecoleña no genera olor y produce muy poco humo, además aseguran que es ideal para la calefacción por que tiene más poder calórico.



Este año se repartieron 1.000 bolsas de 10 kilos cada una.

Ellos se calefaccionan en Allen con leña de orujo de manzana, emite menos humo, calienta más y de paso permite reutilizar el residuo de la industria de la sidra.

Se trata familias que todavía no acceden al gas y reciben la leña social que entrega el municipio. El invierno es crudo en el Alto Valle y poder estar abrigados es muy importante para varios de estos vecinos que esperan las obras del suministro.

El director de Medio Ambiente Sergio Voglino señaló que el orujo es la pulpa de la manzana que queda luego de la producción de la sidra, “también tiene cascaras, semillas. La correcta proporción con los otros compuestos que tiene la sidra hace que tenga mejor calidad, más poder calórico”, aseguró el funcionario.

Voglino informó que el Ejecutivo local realizó un convenio el año pasado con la sidrera Saenz Briones ubicada en Allen para que envíen el descarte a una empresa ubicada en Plottier llamada (BIOT) biocombustibles Alta Patagonia que hace años se dedicada a la fabricación de leña ecológica.

De esta forma la sidrera ahorra en gastos para eliminar ese residuo. Luego el municipio compra a un precio más rebajado la leña ya fabricada a la compañía BIOT. Para obtener 10 kilos se necesitan 100 de orujo. Esto se debe a que el orujo antes de ser transformado tiene que perder mucho líquido.

“De la leña que se repartió este año, la mitad fue elaborada con orujo. Este invierno se han repartido 1.000 bolsas de 20 kilos cada una. El convenio era por mayor cantidad pero las condiciones climáticas no beneficiaron la producción”, señaló Voglino.
El funcionario contó que hasta el año pasado toda la leña que entregaba el municipio era de árbol pero con este proyecto "comenzamos a reemplazarla por residuo de manzana".

“Esto tiene dos aristas importantes, por un lado talar menos árboles. Otro punto es el poder calórico, comprable con las leñas de mejor calidad como el quebracho”, sostuvo.

Voglino señaló que esta leña sirve para hacer asados. “Hicimos una prueba no cocinamos asado pero unas hamburguesas, emite una cantidad de calor que asombra”, mencionó.
El director de Medio Ambiente dijo que los vecinos están muy conformes con la nueva leña que entrega la comuna.

Además de este proyecto la comuna quiere cerrar un convenio con la Pequeña Destilería Argentina que produce aguardiente de pera. El objetivo es reciclar el residuo para fabricar leña de pulpa de pera y abono para las plazas de la ciudad.


Comentarios


Para pasar el frío en Allen se calefaccionan con leña de orujo de manzana