Patagones pidió más prevención y seguridad en las escuelas

El ministro de Educación, Daniel Filmus, escuchó ayer el pedido de padres, estudiantes y docentes de Patagones. Los chicos reclamaron custodia policial hasta fin de año y que se faculte a los gabinetes psicopedagógicos para suspender a un chico que sea considerado un riesgo para terceros o para sí mismo. Filmus habló con Pablo, uno de los menores heridos.

Fueron tres petitorios en los que padres, estudiantes y docentes de Carmen de Patagones reclamaron profundos cambios en el sistema educativo y mayor prevención y seguridad en las escuelas. Se los entregaron al ministro de Educación Daniel Filmus, que ayer visitó una ciudad que no olvida su tragedia.

Además, Filmus llegó a Patagones con una novedad: el presidente Néstor Kirchner recibirá a los familiares de Evangelina Miranda, Sandra Núñez y Federico Ponce en los próximos días.

El funcionario visitó la ciudad a fin de acordar con autoridades educativas y padres, varias medidas para reforzar la contención social en la escuela "Islas Malvinas", lugar de la masacre. Luego de confundirse en un emocionado abrazo con los allegados a las víctimas escuchó atentamente una serie de reclamos de padres, docentes y estudiantes. Entre las medidas reclamadas, figuran la creación de un legajo único que siga a cada alumno desde el jardín de infantes hasta el fin del secundario y que se faculte a los gabinetes psicopedagógicos para suspender a un chico que sea considerado un riesgo para terceros o para sí mismo.

Además, los aún atemorizados alumnos de la escuela Islas Malvinas reclamaron específicamente al ministro una custodia policial permanente en el edificio hasta que finalice este ciclo lectivo, aduciendo que "tenemos miedo de volver a clases".

Este reclamo de mayor seguridad contrastó con la posición evidenciada por sus propios padres, quienes le habían expresado a Filmus: "No creemos que en las escuelas tenga que haber policías, sino maestros y alumnos compartiendo conocimientos".

Los jóvenes arrancaron su carta preguntándose: "¿Cómo vamos a detectar chicos armados?" y en un profundo análisis de la función que cumplen en la actualidad los gabinetes escolares, marcaron como un déficit

el hecho de que el sistema de Educación General Básica (EGB) "se libra de los adolescentes con problemas enviándolos a las escuelas de adultos" que no cuentan con ese tipo de recurso asistencial. Junto con el refuerzo de los gabinetes requirieron otro lineamiento de ese espacio para que "se pueda suspender a un alumno que se considere un riesgo para terceros o para sí mismo".

En esto, Filmus prefirió no responder y optó privilegiar los acuerdos previos mantenidos en un diálogo con los padres que se realizó a puertas cerradas en la secretaría de esa institución deportiva.

Por su parte, los docentes propusieron otorgar atribuciones a los gabinetes psicopedagógicos que funcionan en algunas escuelas para que convoquen a un juez de menores si detectan casos de chicos en riesgo y los padres no cumplen con las recomendaciones. Además pidieron un mayor presupuesto, que haya gabinetes por colegios, aulas con un máximo de 25 alumnos y talleres de contención y reflexión para padres y estudiantes.

Los tres petitorios fueron entregados en una sola carpeta por Tomás Ponce -padre de Federico, uno de los chicos muertos- y Mario Miranda -tío de Evangelina, otra de las víctimas fatales-, junto con dos alumnas del tercer año del polimodal. La cancha de básquet del club Atenas, el mismo sitio donde se realizó el velatorio de los tres adolescentes muertos, fue ayer a la tarde el lugar elegido para el encuentro entre los padres, alumnos y docentes y las máximas autoridades nacionales.

Apelando a sus reflejos y con voz pausada, Filmus recibió con beneplácito los planteos destacando el gesto de que los reclamos sean estrictamente de índole educativa. Tomó en cuenta que la escuela "es un lugar de aprendizaje" y por lo tanto "son todos pertinentes y justos" con lo cual se comprometió a ponerlos en marcha cuanto antes "trabajando muy fuerte con la provincia de Buenos Aires para que no pase el tiempo". Mostró como imprescindible dar señales claras a la sociedad imponiendo una estricta campaña para que las armas "no puedan estar a disposición de los alumnos.

En su breve visita de apenas cuatro horas, el ministro recorrió el edificio y el aula de la masacre de donde salió profundamente impactado. Poco antes de tomar el avión de regreso hacia la capital federal visitó en el hospital Zatti a los heridos de esta tragedia (ver aparte).

Notas asociadas: Natalia podría ser dada de alta en los próximos días "Tengo muchas ganas de volver", dijo Pablo Otra marcha de silencio por la recuperación de los heridos "Los padres sabían sobre la conducta de su hijo"  

Notas asociadas: Natalia podría ser dada de alta en los próximos días "Tengo muchas ganas de volver", dijo Pablo Otra marcha de silencio por la recuperación de los heridos "Los padres sabían sobre la conducta de su hijo"  


Comentarios


Patagones pidió más prevención y seguridad en las escuelas