¿Perros peligrosos o manos inadecuadas a la hora de adiestrarlos?

Tomar conciencia de si estamos capacitados para cubrir las necesidades del can y de qué vínculo vamos a generar, y poner límites y marcar quién es el líder, es fundamental.





“No existen perros peligrosos, ni razas peligrosas. Lo que existe son perros de mucho potencial, con ciertas características que, cuando caen en manos de gente sin conocimientos y falta de experiencia, son un verdadero problema, a corto, o largo plazo”, asegura Claudio Hidalgo, instructor canino. “Lamentablemente –agrega– siempre pagan los platos rotos los animales”.

Según el instructor, los inconvenientes surgen cuando una persona adquiere un perro solo porque le gustó, pero desconociendo el manejo conveniente. ¿Cuántas veces escuchamos que mordió a un chico o atacó a alguien? En realidad, asegura Hidalgo, eso es producto de una enseñanza en manos de “gente inapropiada”. Por eso, antes de adquirir un perro de mucho potencial debemos sincerarnos con nosotros mismos y saber si estamos en condiciones de poder “manejar un animal de esas características”, de los mal llamados “peligrosos”, aconseja.

Doberman.

Hidalgo enumera una serie de consejos para tener en cuenta a la hora de relacionarse con los perros. “Es muy importante el vínculo que se genera: cómo se presenta la persona, qué energía le transmite, cómo lo reta. Hay que ser firmes y muy claros en lo que se quiere lograr. Es necesario mostrarle qué está bien y mal; indicar el camino a seguir. Todo eso se transmite a través de las formas de energías que expresamos”, sugiere.

Es muy valioso “hacerle entender” que si “no quiero que suba a la cama” eso debe ser siempre así, aporta Claudio. “No puede cambiar si uno está de mal humor, o si tiene una reunión. La conducta debe ser siempre igual”.
Por último, el experto asegura que para tener un perro de las llamadas razas peligrosas se debe tener “mucho conocimiento y experiencia” para evitar problemas el día de mañana. Y concluye en que “ los perros agresivos se pueden corregir”.

Diez razas consideradas agresivas

Pitbull terrier americano. También denominado pitbull, raza de perros originaria de Estados Unidos.

Staffordshire bull terrier. Raza originaria de Reino Unido, es un cruce del antiguo bulldog inglés y el terrier.

Rottweiler. Es una raza de tipo moloso, utilizada para labores de guardia y defensa.

Fila brasileño. Raza creada del cruce del antiguo bulldog (de temperamento agresivo), del mastín inglés (fuerza corporal y vigor para morder) y del perro de San Huberto (gran capacidad de olfato para rastrear).

Fila brasileño.

Tosa Inu. Originaria de Japón. Aspecto moloso (constitución musculosa, fuertes mandíbulas, gran cabeza y hocico corto), excelentes guardianes y defensores.

Akita Inu. Raza originaria del Japón; no debe confundirse con el akita americano.

Dóberman. Raza originaria de Alemania, creada por el vigilante nocturno y recaudador de impuestos Friedrich Louis Dobermann a partir de cruces de rottweiler, el beauceron, el weimaraner, el manchester terrier o el pinscher.

Dogo de Burdeos. De origen francés, de gran fuerza y potencia, con un carácter firme y decidido que lo convierte en un gran perro de guardia.

Dogo de Burdeos.

Mastín napolitano. Descendiente del antiguo moloso romano.

Bull terrier. De la familia de los terrier, moloso inglés de tamaño pequeño con una cabeza en forma de triángulo.


Comentarios


¿Perros peligrosos o manos inadecuadas a la hora de adiestrarlos?