Persecución en el oeste neuquino, la camioneta robada y el pitbull que atacó al policía

Dos personas a bordo de una camioneta burlaron un control policial y emprendieron una peligrosa huida. La policía montó un operativo y los halló pero, a cambio, la mascota de uno de los demorados atacó al uniformado.



1/2
La Toyota tenía pedido de secuestro desde el jueves. Foto Prensa Policía de Neuquén

La Toyota tenía pedido de secuestro desde el jueves. Foto Prensa Policía de Neuquén

2/2
Cuando se produjo el operativo, la camioneta estaba estacionada cruzada en 12 de Setiembre y Asmar. Foto Yamil Regules

Cuando se produjo el operativo, la camioneta estaba estacionada cruzada en 12 de Setiembre y Asmar. Foto Yamil Regules

Dos personas fueron demoradas por la policía en la tarde de este martes después que se dieran a la fuga a bordo de una camioneta Toyota Hilux en un control policial. Según informó la policía de Neuquén, el vehículo tenía un pedido de secuestro por robo.

Los hombres protagonizaron una peligrosa fuga que se extendió por distintas arterias del oeste de la ciudad, hasta que fueron cercados y demorados por personal policial, según se indicó.

Todo comenzó minutos después de las 17, cuando la camioneta, con dos ocupantes a bordo, realizó una temeraria maniobra, tras girar en U para evitar un operativo que personal policial de la Dirección Tránsito Neuquén realizaba en la intersección de Esquel y San Julian.

Pese a que los uniformados le ordenaron al conductor detener la marcha, este ignoró la orden policial, dándose raudamente a la fuga. En su frenética huida, la camioneta provocó la caída de dos motoristas y puso en peligro a transeúntes y automovilistas, tomando incluso en contramano por algunas calles para burlar el procedimiento policial.

Finalmente, sobre la calle 12 de Septiembre al 2100 y con colaboración de personal policial de la Comisaría Tercera que se plegó al procedimiento, los efectivos lograron interceptar la Toyota Hilux, cuando los sujetos intentaban parapetarse en la vivienda de uno de ellos.

En medio del procedimiento y cuando los efectivos demoraban a los hombres, del interior del inmueble salió un can de raza pitbull, que atacó en el rostro a uno de los uniformados, provocándole heridas.

El perro no cesaba en su agresión, por lo que uno de los efectivos debió realizar un disparo disuasivo en espacio seguro (paredón de ladrillo), que le puso fin al ataque sin lesionar a la mascota.

Luego, el personal policial verificó los datos identificatorios de la camioneta, lo que les permitió conocer que registraba un pedido de secuestro por robo desde el pasado jueves (09/01), a requerimiento de la Comisaría Segunda.

En cuanto a los sujetos, fueron aprehendidos y trasladados a Sede Policial.


Comentarios


Persecución en el oeste neuquino, la camioneta robada y el pitbull que atacó al policía