Pichetto no le teme a un debate con Cristina: “donde quieran”, dijo

El precandidato a vicepresidente oficialista aseguró que la fórmula que integra con el presidente Mauricio Macri "va a triunfar" en las elecciones, en una intensa jornada para la coalición oficialista que bajo el nombre "Juntos por el Cambio", tuvo su debut ayer en la Residencia de Olivos y en el pre-coloquio de Idea en Neuquén.



El senador Miguel Pichetto en su visita a Neuquén.

El precandidato a vicepresidente oficialista de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, aseguró que la fórmula que integra con el presidente Mauricio Macri “va a triunfar” en las elecciones, y desafió a debatir “donde quieran” a su homóloga de Unidad Ciudadana, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Además, dijo por el canal TN que no cree que la ex mandataria haya cambiado sino que sigue siendo “fiel a sí misma” y comparó su actitud con la del PRI mexicano, que era “autoritario y practicaba el dedazo” para elegir los candidatos.

Pichetto reiteró que, en caso de llegar al gobierno, obedecerá al Presidente y estará “bajo su sombra”, porque “si el vicepresidente ilumina mucho estamos en problemas”.

El senador sostuvo que “de ninguna manera” Macri se “peronizó” o él se hizo “macrista”, sino que “en mí ha buscado la experiencia de muchos años en el Congreso, de construir caminos de consenso y de acuerdos, tarea que también hizo el ministro del Interior”, Rogelio Frigerio, quien lo acompañó en la entrevista y resaltó la figura de Pichetto y la política del gobierno.

“Sigo siendo peronista, por supuesto, y vengo con ese bagaje y esa experiencia a este proceso”, añadió, y consideró que “por supuesto hay que sumar” a otros peronistas al gobierno, aunque “no hay que mirar con la lógica electoral solamente”.

Las declaraciones del senador al canal capitalino fueron el corolario de una jornada intensa para la alianza coalición oficialista que bajo el nombre “Juntos por el Cambio”, tuvo su debut ayer en la Residencia de Olivos, con la foto del presidente Mauricio Macri con Pichetto.

En un clima que mezcló euforia y tensión por los acuerdos que se cerraban contra reloj, la actividad oficial más intensa se desarrolló en la Residencia de Olivos, donde Macri y Pichetto se sacaron la primera foto juntos desde que ayer anunciaron que integran la fórmula presidencial.

“Juntos por el Cambio”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter, junto a la fotos donde se los ve a ambos dialogando en los jardines de la quinta de Olivos.

Por la tarde, ambos viajaron a Neuquén para asistir al pre-coloquio de IDEA, cuyo tema principal es el yacimiento de Vaca Muerta.

Allí, el presidente de la Nación aprovechó para elogiar por primera vez en vivo a Pichetto, a quien calificó como “un patriota”.

“Estoy muy contento de que haya dicho que sí. Me acompaña un patriota. Necesitamos gente honesta que trabaje para los argentinos”, sentenció Macri.

Unos minutos antes, Pichetto había elogiado a Macri argumentando que “el mejor activo que tiene el Gobierno es el Presidente” y le agradeció la “valentía” por “abrirle un lugar al jefe de la oposición parlamentaria”.

Las otras notas que marcaron la jornada fueron la discusión con sus socios radicales, -que después de lograr con Pichetto sumar una “pata peronista” como reclamaban- y una promesa de un encuentro entre Elisa Carrió y Pichetto, que acordaron los representantes de la Coalición Cívica (CC) presentes en Olivos. 

La actividad en la residencia había arrancado a las 8.30, con un desayuno del jefe de Gabinete, Marcos Peña, con sus ministros.

Los funcionarios analizaron -entre aliviados y exultantes- la buena recepción que tuvo en el “círculo rojo” la incorporación Pichetto como vice en la fórmula. “Fue un momento de distensión”, contó unos de ellos a Télam.

A media mañana arrancó la reunión con gobernadores y dirigentes del PRO y la UCR para definir los alcances de la ampliación del frente, redactar las actas de constitución que debían presentarse a la Justicia y hablar de la conformación de las listas, el nombre y logo, que luego se presentaron en sociedad.

Fue bueno el análisis que se hizo de sumar a Pichetto. Los radicales lo leían como “una victoria de la política” por sobre las teorías del asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba o el predicamento del propio Peña, según fuentes cercanas a la coalición.

También consideraron una victoria el nuevo reparto de minutos para publicidad en campaña que se acordó entre los tres socios del frente (con más lugar para la UCR y la CC) y la conformación de la Junta Electoral, que tendrá tres representantes de PRO, 2 radicales y 2 de la CC. Sin embargo encontraron un rechazo a su pedido ocupar la presidencia de la Cámara de Diputados, y se fueron sin hablar con la prensa. 

En esa reunión estuvo un rato el presidente Macri, pero después dejó la negociación en manos de Peña y el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, junto a cuatro de los cinco mandatarios de su espacio: los radicales Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy) y los de Pro María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (CABA).

Con la ausencia del radical Gustavo Valdes (Corrientes) por un viaje a China, también estuvieron presentes Humberto Schiavoni (presidente de PRO) y la Comisión de Acción Política de la UCR votada por la última convención partidaria, integrada por el ex senador Ernesto Sanz, Alejandra Lordén y Emiliano Yacobitti.

Una vez que terminó el encuentro, Peña y Frigerio se juntaron con los cuatro enviados de Elisa Carrió que habían llegado a Olivos con doble objetivo: cerrar las definiciones de la alianza que debía presentarse en la Justicia y saludar al flamante candidato.

Cumplieron los dos. “Le dimos las felicitaciones y la bienvenida al nuevo candidato”, contó Maricel Etchecoin, la titular asamblea partidaria de la CC, que fue acompañada por el presidente del partido -el legislador porteño Maximiliano Ferraro- y los diputados Paula Olivetto y Juan Manuel López.

Mientras Macri recibía en su despacho de Olivos a Pichetto, sus funcionarios y los enviados de Carrió cerraban acuerdos por las listas y agregaban definiciones al acta del nuevo frente. A la salida, unos y otros se cruzaron en los jardines de la residencia, se sacaron algunas fotos improvisadas con sus celulares junto a Pichetto y acordaron un próximo encuentro con Carrió, que ya había dado su aval a fórmula.


Comentarios


Pichetto no le teme a un debate con Cristina: "donde quieran", dijo