Pichetto siente exclusión pero descarta las urnas

Dijo que su hijo renunció a partir de “decisiones personales inconsultas”.



#

DyN

En medio de la crisis rionegrina, Pichetto llevó adelante ayer la estrategia del oficialismo para aprobar el pliego de Gils Carbó en el Senado.

El senador Miguel Pichetto reiteró ayer que el justicialismo “no se siente parte del gobierno” de Alberto Weretilneck, aunque desestimó el análisis de la renuncia del gobernador y la posibilidad de que se impulsen elecciones anticipadas.

Desde Capital Federal, el parlamentario negó esa opción como salida de la cris político-institucional de Río Negro.

Mientras tanto, Weretilneck llegó ayer a Bariloche, donde seguirá con su agenda, centrada en la Fiesta de la Nieve.

En el marco de las especulaciones, la suspensión de la teleconferencia de la presidenta Cristina Fernández con el mandatario sirvió inicialmente para pensar que respondía a los coletazos de esta pulseada. Esa visión después se disipó cuando se supo de su postergación general y por la explicación ofrecida por el intendente Omar Goye. (Ver más información en la página 29)

El gobernador regresará mañana a Viedma para presidir el acto de conclusión del debate de la reforma de educación. Además deberá avanzar en la reformulación gubernamental, cuanto menos en el reemplazo de Juan Manuel Pichetto en Producción.

En diálogo con Télam, el senador desestimó que se analice un pedido de renuncia del gobernador aunque reconoció que existen “diferencias políticas”, insistiendo en las discrepancias porque Weretilneck “ha incorporado diálogos con sectores del radicalismo” y “realizó una expansión del gasto público con la que no estamos de acuerdo”.

A pesar de ello insistió en que el PJ no ha planteado “de ninguna manera la posibilidad de renuncia ni de elecciones anticipadas como se ha hecho circular por ahí”. Dijo que se pretende “ampliar la base del diálogo interno y que se dé lugar a la discusión y el debate” .

“Hoy no nos sentimos parte, lo decimos como partido y como la principal fuerza de la provincia ya que manejamos los principales municipios, con excepción de Viedma”, detalló.

Pichetto también fundamentó el alejamiento de su hijo en el desacuerdo con “decisiones personales inconsultas”.

El exministro reunió ayer a los funcionarios de Producción para solicitarles que pongan a disposición sus renuncias, aunque les pidió que por ahora permanezcan en sus cargos hasta que el gobernador “designe las nuevas autoridades”. Requirió que sigan “con la misma entrega y responsabilidad” para “no interrumpir el habitual funcionamiento del organismo en esta etapa de transición”. Más allá de esa información, tres áreas centrales ofrecen análisis por encima del alejamiento de Pichetto: Gustavo Ferreyra en la conducción de Minería y Jorge Borrelli en Hidrocarburos fueron nombrados por Weretilneck, por lo cual seguirían en sus funciones. Por su parte, la gestión de Oscar Rolo en Fruticultura recibía reparos del gobernador, lo cual habría incluido un compromiso con la Federación de Productores para su reemplazo. Ahora ese antecedente debe compatibilizarse ahora en el nuevo escenario ya que ese secretario dispone de un importante respaldo kirchnerista del Movimiento Evita. (AV)

CRISIS EN EL OFICIALISMO RIONEGRINO


Comentarios


Pichetto siente exclusión pero descarta las urnas