Piden pericias por millonaria estafa a una cooperativa

Es la Del Periodista. Solicitan al juez una pericia vinculada con el caso

NEUQUEN (AN).- Los abogados que representan a los estafados por la comisión directiva de la quebrada cooperativa Del Periodista reclamaron a juez civil Raúl Bassi que ordene una pericia caligráfica de los socios que en 1994 firmaron la solicitud de un millonario crédito al Banco del Sud.

«Pagué mi departamento, tengo hasta el último recibo, pagué la escrituración, y todo lo que me pidieron, documenté todo pero de un día para otro remataron mi departamento por un crédito que nunca solicité aunque mi firma aparece en el pedido», afirmó Jorge Sabbadini, uno de los damnificados por la cooperativa que comandaban Ulises Baca Cau y Manuel Vega.

Sabbadini y otros socios le piden a Bassi que ordene una pericia caligráfica para comprobar que muchas de las firmas que figuran en la solicitud del préstamo -de casi dos millones de pesos/dólares- «fueron adulteradas».

El abogado de los ex socios perjudicados, Alberto Gutiérrez, afirmó que en la región son más de 3.000 los damnificados. Es que la cooperativa realizó varios otros proyectos nunca concretados que dejaron a miles de personas sin el techo, por el que pagaron algunas o muchas cuotas. Entre los damnificados más conocidos están el ex diputado radical Ricardo Villar y la ex legisladora nacional Teresa Savrón.

«Las víctimas quedaron por todos lados. El caso de Sabbadini es uno de los que deja más en claro la maniobra, tiene hasta el último papel, cumplió con todo minuciosamente y terminó con el departamento rematado porque le pedían más de 40.000 pesos de ese crédito que el nunca solicitó», sostuvo el abogado.

Gutiérrez, por otra parte, comentó que la Justicia Federal se declaró competente en una causa que se abrió en contra de funcionarios de la Dirección General Impositiva. El abogado y su colega Sandro Blanco descubrieron que el crédito de 1.800.000 dólares fue posible gracias a que desde la DGI 'levantaron' una inhibición general de bienes que pesaba sobre la cooperativa, una medida que fue la llave para que el Banco del Sud otorgara el préstamo.

Al no registrarse el embargo, habrían cometido un fraude procesal que «despejó el camino para que se consume el ilícito», razonaron los abogados. Fue a partir de esa medida que la cooperativa se deshizo de la inhibición (que llevaba mucho tiempo) y estuvo en condiciones de percibir el crédito.

El dinero del crédito solicitado por el grupo que lideraban Vega, Baca Cau y el tesorero Juan Antonio Pedalino pidieron ese dinero para realizar las terminaciones de las 55 unidades habitacionales de la torre de departamentos Sol Jet de esta ciudad. Los fondos que se necesitaban eran muchos menores y aún así los trabajos nunca se hicieron. Sabbadini, ajeno a que había contraído semejante deuda, realizó las terminaciones de su departamento hasta que de un día para otro le llegaron las intimaciones que derivaron en el remate.

«Desde entonces que estoy esperando que se haga justicia», afirmó el damnificado en diálogo con «Río Negro».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora