Con protocolo, piden que los gimnasios de Roca vuelvan a la actividad en la pandemia

Calculan que el 10% de la población asiste a los gimnasios y salones donde se desarrollan actividades físicas. Casi 100 emprendedores se encuentran afectados desde hace tres meses y más de 500 profesores o instructores dejaron de dar clases.



En el gimnasio Atenas las clases por zoom son cada vez menos y se logran algunos ingresos con los alquileres de equipos. (foto: César Izza)

En el gimnasio Atenas las clases por zoom son cada vez menos y se logran algunos ingresos con los alquileres de equipos. (foto: César Izza)

Desde hace tres meses que meses que cerca de un centenar de gimnasios y locales dedicados a realizar distintas actividades físicas y deportivas están paralizados. La realidad es dura porque no sólo afecta a los aficionados sino también a los propietarios y a un importante número de profesores e instructores que se quedaron sin su principal fuente de ingresos.

Yanina ferroni, del gimnasio Atenas, explicó que la situación es angustiante y agobiante para miles de familias. No sólo para las personas que realizan una actividad física sino para aquellas que dan clases en los gimnasios o salones deportivos. "La mayoría dejó las horas y se quedaron sin sus ingresos", advirtió.

"En total somos casi 100 los locales donde se desempeñan distintas actividades deportivas entre los cuales hay gimnasios, escuelas deportivas, salones de danza o donde se realizan otras actividades como yoga o Tai- Chi", explicó.

En el grupo de whatsapp que organizaron y por las cifras que manejan, calculan que además el 10 por ciento de la población (unas 12.000 personas) asiste a los gimnasios y realiza actividades deportivas de distinta índole y hoy se encuentran paralizados.

Tosoni reclama volver a la actividad física para recuperar las defensas ante la pandemia. (foto: César Izza)

Ferroni aclaró que el 90% de los dueños de gimnasios deben pagar un alquiler y que en este tiempo han sumado deuda por la imposibilidad de asumir esos compromisos contractuales. "Ni hablar de aquellos que tenemos personal en blanco. Hoy apenas se logra pagar algunas cosas y después se sobrevive con las clases por zoom (cada vez son menos) y por el alquiler de los aparatos", sostuvo.

Yanina, de una larga trayectoria deportiva en la región, explicó que en reiteradas ocasiones se han reunido con las autoridades sanitarias y municipales, y de a poco fueron avanzando en un protocolo para los gimnasios. "Si bien hasta hace unas semanas estaba todo listo para volver, la gran cantidad de casos que aparecieron terminaron por obligar a dar marcha atrás. Ahora estamos trabajando nuevamente sobre el tema", dijo.

Hizo hincapié en que no sólo los deportistas sino también los profes y los alumnos, necesitan regresar a los gimnasios. "La gente necesita volver a hacer actividad física, por eso decidimos lanzar la campaña", aclaró la deportista quien insistió en que están preparados -con un protocolo- para abrir sus puertas nuevamente.

(Video: Gentileza Gimnasio Atenas)

Quiero trabajar y ganarme lo mío, no me sirve que me den nada. Ya me comí todos los ahorros y ahora genero deudas con la propietaria del local y con los impuestos que tengo que pagar..."

Yanina Ferroni, gimnasio Atenas.

El problema también está centrado en los profesores e instructores, en promedio se calcula que por cada gimnasio se mueven entre cuatro y cinco personas que dedican horas a estas actividades. Todos ellos han quedado sin su principal fuente de ingreso.

¿Por qué los gimnasios no ?

Pablo Tosoni también tiene un gimnasio y explicó que al igual que varios de sus colegas se ha mantenido con las clases virtuales y con el alquiler de equipos aunque advirtió que no sólo existe un problema económico para las personas que tienen este tipo de emprendimientos sino también para todos los vecinos que hacen actividades físicas.

Dijo que esto es una "plandemia" donde se le impiden a la gente tener actividad física y contacto con la naturaleza que es el lugar donde mayores defensas se pueden adquirir."Esto es un combo la gente empieza a deprimirse a nivel psicológico. En aislamiento no toman sol ni pueden disfrutar del aire puro. Estar al sol y tomar aire nos levanta las defensas. Todo eso es salud", advirtió.

La gente quiere volver a los gimnasios. ¿Cuál es la diferencia de aquellas personas que se agrupan en la cola de un banco, en un supermercados o en un colectivo?"

Pablo Tosoni, socio de Tosoni Fitness

"En los gimnasios hay menos posibilidad de contagio porque es gente que está en buen estado físico y con las defensas altas", puntualizó.


Comentarios


Con protocolo, piden que los gimnasios de Roca vuelvan a la actividad en la pandemia