Poco más de la mitad de las plazas, ocupadas en julio

Según datos empresariales, en julio, el mes más fuerte del invierno, hubo un 56% de ocupación en alojamientos de Bariloche. Cómo fue en San Martín y La Angostura.

TEMPORADA 2015

Joaquín Escardó, de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica Bariloche, evaluó que el 56% de ocupación que en pomedio hubo en alojamientos de la ciudad durante julio “es una cifra muy baja comparada con años anteriores”, pero aclaró que surge del promedio general, ya que hay establecimientos, en particular los destinados al turismo estudiantil, que tuvieron una ocupación superior. Ese segmento sigue siendo fuerte en esta ciudad.

Se sintió el impacto de la erupción del volcán Calbuco, que metió miedo cuando los turistas estaban planeando sus vacaciones; la nieve que se hizo esperar demasiado y el alud que bajó desde la montaña y afectó instalaciones de la base del cerro Catedral. Para completarla, un par de protestas gremiales llevaron conflictividad a la base del centro de esquí.

Por los avatares en el centro hubo importantes variaciones en los alojamientos. Los hoteles y tiempos compartidos trabajaron bastante bien, pero las cabañas y bungalows se alquilaron mucho menos. Como es tradicional, durante las dos semanas de vacaciones de invierno de Buenos Aires la ocupación fue buena.

En el hotel Catedral, por caso, estimaron que trabajaron al 50%; en la Hostería del Cerro, en un 65% y el hotel Punta Cóndor; un 70%. La buena cantidad de nieve favorece la practica del esquí y por ello la temporada podría extenderse. Varios establecimientos confirmaron que tienen más turistas ahora que a principios de julio.

Sandro Gressani, titular de un hotel con servicios 5 estrellas, dijo que el turista de este segmento “no viene más, pues la ciudad está fuera de su mercado”. Lo atribuyó a los fenómenos naturales (erupción de volcanes) y también a la imagen negativa de la ciudad, con reiterados piquetes en lugares turísticos. En sintonía, Gerardo Stocker, del rubro gastronómico, dijo que en julio tuvo 20% menos cubiertos que el año pasado y en agosto el número bajó a 30. Evaluó que el sector es uno de los más castigados porque “el público que viene gasta menos en restaurantes” y en particular los extranjeros, para quienes pagar con tarjetas de crédito les resulta muy caro.

Pero en el inicio invierno y en los meses de mayor demanda turística, hubo de todo en los centros turísticos del sur de Río Negro y Neuquén: la erupción del volcán Calbuco metió miedo cuando los turistas estaban planeando sus vacaciones; la nieve se hizo esperar demasiado y, en el caso de Bariloche, un alud bajó desde la montaña y afectó instalaciones de la base. Para completarla, un par de protestas gremiales llevaron conflictividad al cerro Catedral.

En San Martín de los Andes y Villa La Angostura los resultados fueron dispares.

Bariloche tiene 25.500 camas en sus establecimientos turísticos; San Martín cuenta con 6.400 plazas habilitadas; y Villa La Angostura, 4.200. Sus centros de esquí también presentan asimetrías.

DeBariloche


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora