Policía de Bariloche, culpable de falsear datos y cobrar adicionales sin trabajar

Concluyó ayer el juicio por los hechos ocurridos en la comisaría 28. El agente manipulaba planillas para facturar como propias tareas que hacían otros agentes. El juicio de cesura definirá la pena que le cabe.

Las irregularidades se detectaron en la Comisaría 28 con adicionales hechos en un supermercado local.

Las irregularidades se detectaron en la Comisaría 28 con adicionales hechos en un supermercado local.


El juez Gregor Joos declaró ayer a Javier Enrique Huenchual autor penalmente responsable del delito de falsificación de documento público agravado por su condición de empleado de la Policía de Río Negro.
Para el magistrado, Huenchual adulteró planillas durante mayo y junio de 2016, con los adicionales que algunos policías de la comisaría 28 de Bariloche efectuaban en un supermercado local. El imputado cumplía entonces funciones de encargado de operaciones.

El magistrado excluyó el delito de fraude contra la administración pública que le había atribuido además el fiscal del caso Guillermo Lista. El defensor oficial Nelson Vigueas había pedido la absolución del policía acusado porque alegaba que no había sido el autor del delito.

En los próximos días se hará el juicio de cesura, en el que el magistrado resolverá la pena a imponer al policía, informaron fuentes judiciales.

Explicaron que una vez que se aplique la pena, el juez difundirá los fundamentos de la sentencia condenatoria, que es de primera instancia. Por lo tanto, la defensa la puede impugnar.
De todos modos, Lista adelantó anoche que pedirá el máximo de la pena que es 3 años de prisión en suspenso y el doble de tiempo de inhabilitación para ejercer cargos públicos, según el Código Penal.

El fiscal relató que la investigación comenzó a partir de que una mujer policía descubrió que había presuntas irregularidades en las planillas con las horas adicionales que desde la comisaría 28 se presentaban en la Regional Tercera, para su posterior liquidación.

La mujer advirtió que el acusado había borrado adicionales que ella había hecho. Y detectó que Huenchual había cobrado por ese servicio. Tras notificar esa anomalía se inició un sumario interno y después, la fiscalía empezó la investigación que estableció que el acusado percibió mas de 3.000 pesos (a valor de mediados de 2016) por adicionales que no había hecho.

Lista dijo que presentaron en el juicio evidencias e indicios que el juez valoró para declarar responsable al imputado de los delitos que se le habían atribuido. Sostuvo que planillas del supermercado no coincidían con las que Huenchual había rendido en la Regional.

El fiscal dijo que la defensa planteó que no había testigos que incriminaran el acusado como el responsable de esas irregularidades. Además, contó que Vigueras sostenía que siempre ocurre que hay reemplazos de último momento en los servicios adicionales. Con ese argumento, la defensa alegaba que Huenchual cubrió adicionales de policías que faltaban y que figuraban en las planillas.

Pero Lista refutó ese planteó con un comisario que declaró en el juicio y explicó que el reglamento policial exige asentar en el libro del parte diario de la comisaría todos esos movimientos. Y advirtió que en el libro de la unidad 28 no hallaron ningún registro al respecto


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Policía de Bariloche, culpable de falsear datos y cobrar adicionales sin trabajar