Era buscado por un crimen en Bariloche y cayó al intentar escapar a Chile

Jonathan Lillo tenía pedido de captura como sospechoso de haber matado de un disparo a Matías Aguirre a principios de 2015, tras una discusión.

16 sep 2018 - 00:33

La investigación por el crimen de Matías Aguirre estuvo congelada por un largo período, pero se reactivó. La semana pasada detuvieron en el paso internacional a Jonathan Lillo, que para la fiscalía es el principal sospechoso del homicidio, que ocurrió a principios de junio de 2015.

Fuentes judiciales informaron que fuerzas federales detuvieron a Lillo cuando intentaba cruzar hacia Chile por el paso internacional, que comunica Río Gallegos con Punta Arenas, en el vecino país.

La detención se ejecutó porque había una orden de captura vigente de la justicia de Río Negro sobre el joven sospechado de haber sido el presunto autor del homicidio de Aguirre.

A partir de la detención se inició el proceso de extradición para trasladar a Lillo desde Río Gallegos hasta Bariloche. Las fuentes revelaron que la comisión policial que viajó hasta la provincia de Santa Cruz regresó el viernes con Lillo.

El joven quedó alojado en una unidad policial a la espera de la audiencia de formulación de cargos, que se hará el lunes. La investigación estará a cargo de la fiscal de la unidad de delitos contra las personas Betiana Cendón.

Aguirre se dirigió la tarde del 6 de junio de 2015 hasta las inmediaciones del CEM 138 del barrio San Francisco III de Bariloche. Conducía una Fiat Fiorino y se estacionó en la calle San Salvador mientras esperaba que su novia saliera de un taller que cursaba en ese establecimiento educativo.

Cuando la chica salió del colegio, observó que Aguirre discutía con un desconocido. La víctima estaba al volante de la camioneta y el sujeto se encontraba parado frente a la ventanilla del conductor.

El desconocido trató de golpear a Aguirre, que había bajado parcialmente el vidrio de la puerta del conductor. Después, extrajo un arma de fuego y efectuó a sangre fría un disparo contra Aguirre, que estaba indefenso.

El proyectil ingresó en el pecho de la víctima, que trató de manejar, pero a los pocos metros se desvaneció y la camioneta se detuvo. El autor del disparo escapó del lugar. La novia observó la dramática escena y corrió hasta la camioneta, pero Aguirre había muerto.

Horas después, la Policía detuvo a tres sospechosos y en un allanamiento hasta secuestraron el arma que posiblemente había sido el homicida, pero la peritación determinó que no funcionaba. Los sospechosos fueron liberados porque no fueron reconocidos por la novia, que es la principal testigo.

La investigación siguió, pero se diluyó con el paso del tiempo. Meses después hubo un detenido, pero quedó en libertad porque no hubo pruebas suficientes para atribuirle el crimen. Tampoco aparecieron testigos que contribuyeran con el esclarecimiento del caso.

Aguirre se encontraba el 6 de junio de 2015 en la calle, en una Fiorino, esperando que su novia saliera del CEM 138. Ella lo vio discutir con un sujeto, que le disparó.
Pocos avances
3 años
lleva la investigación por el homicidio de Matías Aguirre, con varios sospechosos detenidos y material incautado, pero se diluyó con el tiempo, hasta la captura de Lillo.
Bariloche

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.