Las causas penales de Bastonero: el cronista radial de Cipolletti sumó una imputación por extorsión

Según la fiscalía, le pidió dinero a un policía para no revelar una denuncia por abuso que tenía en Roca. Tiene condenas en Río Negro y Neuquén.





Desde hace más de una década que Alfredo Bastonero es parte de las secciones policiales de la región. En Cipolletti lo conocen como Pequi y se mueve en el ambiente periodístico con programas de radio y páginas de información en Internet. Estuvo preso por estafas y ahora nuevamente le formularon cargos por extorsión. Le exigió plata a un policía a cambio de no revelar una causa de abuso sexual que lo comprometía.


La jueza de garantías Rita Lucia estuvo a cargo de la audiencia. Seguramente no era la primera vez que se cruzaba con Pequi en un pasillo de tribunales. Hace exactamente diez años, Lucia era fiscal cuando Alfredo Bastonero estaba citado para someterse a una rueda de reconocimiento por una seguidilla de estafas.


Con astucia, se comunicó al comando radioeléctrico de la Policía y advirtió sobre la presencia de una bomba en el viejo juzgado de instrucción 2. La escena parecía sacada de la popular serie española La Casa de Papel. Los trabajadores del edificio huían despavoridos por la amenaza, en tiempos donde escaseaban los protocolos de evacuación.


Pequi logró que se suspendiera la rueda, pero posteriormente lo identificaron y lo condenaron. Arrastraba nueve estafas consumadas con pena de prisión en Roca.

En esa ciudad también tenía un programa de radio y montó una gran escena que tenía como protagonista a un inexistente enfermo de cáncer, varado en otra región. Impulsó una campaña solidaria para ayudarlo y aportaron políticos de peso en la zona, que incluso hoy están en el plano nacional.


Después lo condenaron por intimidación pública a raíz de la falsa bomba en tribunales. Así el cronista purgó dos años y nueve meses por las estafas de Roca. Luego fue nuevamente condenado en un juzgado de Neuquén a cuatro meses de prisión efectiva por estafas reiteradas.

Finalmente, la Cámara Criminal Primera de Cipolletti le impuso otros seis meses de prisión efectiva por el delito de amenazas simples. También obtuvo un criterio de oportunidad por hostigar a un abogado cipoleño.


Una joven neuquina denunció que el cronista le ofreció trabajo a cambio de sexo. A raíz de esa acusación la fiscalía de la vecina provincia inició una investigación cuyos resultados no se conocieron.


En la última audiencia a la que fue sometido, la fiscala Alejandra Altamira lo acusó de haber montado una operación extorsiva contra un policía de Río Negro que tiene una denuncia por abuso sexual en Roca. Pequi le exigió una suma de dinero con la amenaza de hacer pública la acusación en las redes sociales y en distintos medios de comunicación.


Primero, se hizo pasar por referente de una agrupación feminista y le exigió 10 mil pesos a cambio de mantener en silencio la causa por abuso. Luego, fue él quien se comunicó con el policía en carácter de mediador.
Según pudo averiguar Río Negro, el periodista fue el actor intelectual y material del hecho y volverá a someterse a un proceso penal.


La víctima, luego de hacerle entrega de los 10 mil pesos, presentó la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal. La fiscal Altamira narró los hechos y precisó que el 22 de enero de 2021, el imputado intimó mediante mensajes de texto de WhatsApp al efectivo, le manifestó que le entregara dinero en efectivo para no hacer trascender la denuncia. Le dijo que lo escracharía en páginas de internet y en su trabajo. El cronista administra redes sociales donde se genera diversa información, muchas veces tergiversada.


Según la acusación, la víctima le hizo tres entregas en el domicilio del imputado los días 24, 26 y 28 de enero. La primera fue una entrega de dos mil pesos, mientras que en las dos restantes le dio cuatro mil pesos. En la audiencia se ventiló que la víctima no tenía dinero y que pidió efectivo a su entorno familiar que estaba en conocimiento sobre las amenazas e intimidaciones que realizó Bastonero.


Entre las principales pruebas, la fiscalía cuenta con un peritaje sobre las comunicaciones que mantuvieron los involucrados en la causa. La defensa de Bastonero no hizo objeciones sobre la acusación y el imputado no prestó declaración.

La jueza Rita Lucía validó la imputación y ahora el Ministerio Público Fiscal tiene cuatro meses para procesar pruebas y avanzar con el control de acusación, paso previo a que la causa llegue a juicio oral y público.


También tuvo una denuncia por grooming



El cronista acumula un gran número de denuncias y causas penales en Río Negro y Neuquén, varias de ellas llegaron condenas y estuvo en prisión por distintos periodos.

La última causa fue en 2017 por grooming. El proceso se desarrolló en Neuquén y finalmente Pequi fue absuelto.

El exjuez de Neuquén Diego Piedrabuena, renunció al cargo luego del escándalo que protagonizó en un hiper, fue quien estuvo a cargo de esa audiencia. Por faltas de pruebas para sostener la acusación de grooming y exhibiciones obscenas, la Justicia neuquina lo sobreseyó. Fue denunciado por acosar una chica de 15 años.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Las causas penales de Bastonero: el cronista radial de Cipolletti sumó una imputación por extorsión