Porno para ciegos: libro ilustra cómo se vive el erotismo desde la oscuridad

La artista sueca Nina Linde publicó el libro erótico para ciegos “Occasionally Blind”. Tríos, relaciones gays, sexo lésbico con strap-on, escenas sadomasoquistas. Todo para ser consumido con la yema de los dedos.



#

Las imágenes vienen acompañadas con textos en braille. (Foto: Twitter )

La ceguera es una discapacidad que no impide llevar una vida normal en muchísimos aspectos cotidianos: este es el pensamiento de la artista y escritora sueca Nina Linde (33), quien publicó “Occasionally Blind”, el primer libro de erotismo pensado para ciegos.

El libro posee ilustraciones que tienen la originalidad de ser acompañadas con un texto en braille. La obra describe las distintas experiencias y prácticas sexuales de los diversos tipos de parejas (hetero, homo, bi, tríos, entre otros).

Según la autora, “el objetivo del libro es el de estimular sexualmente. No creo que se pueda hablar de porno, y la estimulación sexual es para todo el mundo”.

Una de las ilustraciones del libro.

Unos cinco años atrás, Nina Linde descubrió que en la Biblioteca Braille de Estocolmo no había un solo ejemplar de contenido pornográfico.

Lo que le sorprendió a la autora, tras la publicación, fue la buena aceptación por parte del público al que destinó su creación.

El presidente de la Federación Nacional de Discapacitados Visuales sueca, Hakan Thomsson, afirmó al respecto: “Algunos creen que no tenemos sexualidad, y eso no es cierto. Somos tan sexuales como el resto de la gente”.

El libro, que ya lleva un tiempo publicado, acaba de ser incorporado a la Biblioteca Braille sueca: esa es la noticia, ahora.

Una de las ilustraciones de Occasionally Blind, de Nina Linde.

“Algunas personas no se dan cuenta de que quien tienen delante es primero una persona y luego un discapacitado”, puntualiza Enciso, invidente de nacimiento y secretaria de la Asociación Nacional de Salud Sexual y Discapacidad (ANSSYD), en España.

Estas actitudes desembocan en un desconocimiento total. No sabemos, por ejemplo, cómo ven porno los ciegos o con qué recursos cuentan para expandir su sexualidad, si viven el erotismo de manera diferente o cómo son sus fantasías sexuales, coinciden en apreciar en Suecia tras la publicación del libro.

“Tenemos más dificultades. Por ejemplo, si hablamos del ligar el fin de semana, se nos hace muy complicado. Odiamos las discotecas porque nos anulan bastante”, comparte Enciso. “El vidente no sabe cómo acercarse y mostrar su interés: no podrá lanzar las típicas miradas ni valerse de la expresión corporal. Y la otra parte queda muy limitada al no usar un lenguaje común: el acercamiento amoroso es visualmente mimético”, agrega.

“Nosotros usamos el oído, el leve contacto físico de tomar el brazo de otra persona, la sensación de cómo nos da la mano o nos saluda, la rigidez corporal... Notamos si se siente intimidado o cercano con la ceguera. Detectamos pequeñas señales corporales a través del tacto. También es importante la aprehensión, esa capacidad de captar el entorno sin necesidad de tocarlo”, concluye.

Otros casos

No es la única vez que se hacen contenidos sensuales o sexuales para invidentes. En el 2010, la fotógrafa canadiense Lisa Murphy publicó ‘Tactile Minds’ con imágenes pornográficas en relieve de desnudos y con descripciones en Braille.

Agencias


Comentarios


Porno para ciegos: libro ilustra cómo se vive el erotismo desde la oscuridad