Preocupa al comercio el ajuste en el bolsillo de los petroleros

Acipan realizará un sondeo de expectativas entre sus afiliados. Los resultados se conocerán a fin de mes, aunque ya especulan con que habrá bajas en todos los sectores.

Yamil Regules

NEUQUÉN (AN).- El año comenzó complicado en los comercios neuquinos de la mano de la devaluación y los consiguientes incrementos de precios. En este escenario el reciente acuerdo entre el gremio petrolero y las empresas, para suspender y jubilar a trabajadores, ya preocupa a los comerciantes neuquinos.

Para el titular de la cámara de comercio local (Acipan) Carlos Roberti, el anuncio fue visto “con preocupación porque se suma a la situación crítica que otros sectores vienen acarreando desde el año pasado, como el de la fruta”.

Y, a apenas 40 días de iniciado el 2016, el referente de los comerciantes de la ciudad sentenció que “este año va a ser complicado”.

Desde Acipan ya comenzaron a elaborar un sondeo para conocer las expectativas que tienen sus afiliados en función, precisamente, del anuncio de pase a retiro de 1.000 petroleros y de la suspensión de otros 2.000 trabajadores de ese rubro.

“Cuando uno analiza de qué manera influye la actividad petrolera en Neuquén, se da cuenta de que tiene una importancia que moviliza al 30% de la economía”, indicó Roberti y destacó que por ello el impacto no se trasladará linealmente a los comercios, ya que dos tercios de los asalariados de la zona no dependen de la actividad extractiva.

El acuerdo que ayer fue tapa de los matutinos, viene a paliar la crisis que afronta el sector derivada de la caída del precio del crudo internacional.

Se trata de un achique que permitiría que las empresas no despidan personal pero que hará que tanto los jubilados como los suspendidos pasen a cobrar mucho menos, al no percibir los adicionales.

El titular de Acipan advirtió que el achique en el sector petrolero “va a afectar a todos los sectores del comercio”. Un panorama en el que indicó que espera que el consumo con pagos en extensas cuotas con tarjetas permita “gambetear” la contracción del consumo. Aseguró, sin embargo, que “para tener un panorama cierto hay que pensar de acá a seis o doce meses para ver qué sucede”.

Tanto Roberti como el gerente regional de la cadena La Anónima, Eduardo Del Prete, coincidieron en que lo que ya es evidente es que los consumidores recorren muchos comercios buscando el mejor precio. El dato alentador parte precisamente de Del Prete quien advirtió que las ventas de alimentos no han caído, un segmento que tiende a ser el más claro sensor de la profundidad de una crisis económica. Aunque en la vereda de enfrente, otros comercios ya estarían analizando la posibilidad de despedir empleados.

El año empezó complicado para el sector comercial que teme que se agudicen los indicadores negativos.

Efectos de crisis petrolera


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios