'Primero me cuido y aseo, luego me alimento', ésta es la lógica de hoy del consumidor

Cosmética es el único rubro cuyo volumen de venta se asemeja al de antes de la crisis.



Pasó la tormenta y el consumidor argentino modificó su conducta de manera significativa. ¿En qué sentido? Según un estudio realizado durante los primeros seis meses de este año, hasta ahora en el momento de comprar, la gente priorizaba los alimentos. Sin embargo, hoy se ve un consumidor que necesitó revalorizarse después de la crisis. Su lógica es: “Primero me cuido y aseo, luego me alimento y por último limpio mi casa”.

Ese cambio de actitud surge de un informe elaborado por la consultora LatinPanel Argentina, con información relevada a través de su panel permanente de 3000 hogares de todo el territorio nacional.

En este estudio se asegura que el incremento del nivel de compra de los argentinos y los cambios de lógica que se produjeron entre los clientes caracterizan al consumo en los primeros seis meses de este año.

Pero son las cifras las que demuestran los cambios: durante el primer semestre de este año, todos los rubros de productos de la canasta de ali

mentos, bebidas, cosmética y limpieza están por encima de sus niveles de consumo del año pasado con crecimientos de oscilan entre los 2 y 5 puntos.

El rubro que muestra la mayor variación positiva interanual, de 5% es limpieza, aunque es el que más lejos está de los niveles de 2001.

Para Latin Panel, de los cuatro, cosmética es el rubro cuyo volumen de consumo de los primeros seis meses del año se asemeja más a los de 2001, cuando la devaluación todavía no había sido implementada. Aunque todavía le resta recomponer 3%.

Las actitudes del compradores también cambió en el siguiente sentido: “compramos menos cada vez que compramos”.

Con la excepción de los productos de perfumería, en todos los demás sectores que componen la canasta de productos medida por LatinPanel se verificó una reducción en la cantidad comprada en cada acto de compra durante este primer semestre de 2004 con respecto al primero del año 2001.

En promedio, cada vez que concurren a un comercio a efectuar sus compras, los argentinos compran en 2004 21% menos que en 2001.

“Esto podría explicarse como una reacción lógica de los consumidores que se acomodan a un contexto de salarios estables y precios en alza, además de la tendencia creciente de los hogares unipersonales, que hoy concentran el 26% del consumo. Por este motivo, ésta tendencia llegó para quedarse”, sostuvo Mariana Rossi de Latin Panel.

En este contexto, las 10 categorías que más perdieron en cantidad comprada, con reducciones de entre el 20% y el 28% son: mayonesa, caldos, congelados, postres refrige

rados, cacao en polvo, otros aderezos, aceites, helados, galletitas y jabones de tocador. Sin embargo, los fabricantes se adaptaron rápidamente al escenario y ofrecieron al consumidor envases con menor contenido en casi todas esas categorías.

Las únicas seis categorías de la canasta de las que se compra más cantidad este año que en 2001 son: snacks, tinturas, cremas de belleza, lavavajillas, rollos de cocina y leches en polvo. “En el caso de las tres primeras, el consumidor no tuvo opciones desde la oferta para poder reducir las cantidades compradas, mientras que en las tres últimas el fenómeno se explica desde “la extensión del uso de éstos productos”: rollos de cocina reemplazó a las servilletas, los lavavajillas se transformaron en 'limpia todo' y con la leches en polvo se logró 'hacer más rendidor' el consumo familiar de leche”, explicó Mariana Rossi.

Según los datos, en niveles de generales de consumo, todos parecen buenos.

El volumen de consumo de los argentinos durante los primeros seis meses de 2004 aumentó. Fue un 3% superior al del primer semestre del año anterior, aunque todavía está un 7% por debajo del nivel de consumo del mismo período del año 2001.

Siguiendo el análisis y si se mantuviera la tasa de crecimiento de 2003 para el segundo semestre, el volumen de consumo superaría, por primera vez, los niveles de consumo previos a la devaluación.

(Redacción Central)

Nota asociada: ¿Qué cambios nos dejó la crisis? Lo que queda por delante Ya no se busca tanto el precio Primeras marcas en mejoría Las “estrellas” del momento


Comentarios


'Primero me cuido y aseo, luego me alimento', ésta es la lógica de hoy del consumidor